Ya los has visto en las fruterías y verdulerías, ¿verdad? Es que es otoño, y están en su mejor momento. Puedes encontrar boniatos entre los meses de octubre y marzo, pero son, junto con las castañas, un alimento indispensable de la fiesta de la castañada (magosto, magostu, magüestu o amagüestu) y del día de Todos los Santos.

Cómo asar castañas (horno, microondas y sartén) y 7 recetas para cocinar con ellas

Articulo relacionado

Cómo asar castañas (horno, microondas y sartén) y 7 recetas para cocinar con ellas

castañas, boniatos y panellets
ISTOCK

El boniato es un tubérculo comestible. Primo hermano de la patata, tiene una pulpa anaranjada (aunque puede variar la intensidad de su color) y un sabor más dulce que esta. Es originario de América y también fue Cristóbal Colón quien lo introdujo en Europa, en el siglo XV.

¿Quieres asar boniatos en casa? Te descubrimos las 5 técnicas más fáciles y que te servirán para preparar recetas tanto dulces como saladas. Pero debes tener en cuenta que, si tu objetivo es potenciar el dulzor del boniato, lo ideal es que utilices cocciones largas y a baja temperatura, así favoreces que el almidón se convierta en azúcares.

Boniatos al horno

Es la manera más habitual de asar los boniatos. Primero debes lavarlos bien, eliminando cualquier resto de tierra que pudieran tener, y luego hornearlos, enteros y con piel, mejor sin ventilador y en la zona media del horno, a 180º durante unos 40 minutos, aproximadamente (o 150º, 90 minutos, si quieres que queden más dulces).

El tiempo de cocción que te recomendamos es relativo, porque depende del horno, del tamaño de los boniatos... ¿Cómo saber cuándo están asados? Solo tendrás que pincharlos con una brocheta de madera. Si esta se clava con facilidad en la pulpa, ya están hechos.

Sobre la costumbre de envolverlos en papel de aluminio, es una buena opción, pero no es indispensable. También puedes colocarlos sobre la bandeja de horno forrada con papel sulfurizado (durante la cocción, los boniatos sueltan jugos).

La cocción al horno es también la más adecuada si lo que quieres hacer son chips de boniato. Córtalo en láminas muy finas (con una mandolina), distribúyelas sobre la bandeja de horno, rocíalas con aceite de oliva, sal, pimienta y hierbas aromáticas y cocínalas hasta que estén bien tostadas y crujientes.

Chips de boniato
ISTOCK

Y, si te gustan las patatas Hasselback, ¿por qué no hacer boniatos Hasselback? Marca rodajas finas (sin llegar a la base), rocíalos con aceite, sal, pimienta, hierbas... pon queso entre las rodajas (es opcional, también puedes añadir beicon o jamón...), y ¡al horno!

boniato hasselback
ISTOCK

Boniatos a la brasa

¿Tienes barbacoa? ¿Vas a hacer brasas para preparar una parrillada de carne o pescado? Aprovéchalas para asar unos boniatos: envuélvelos en papel de aluminio y entiérralos en las brasas, bien cubiertos por todos lados. El calor hará que se cocinen perfectamente, pero no tengas prisa, por lo menos necesitarán 30 minutos para que estén listos.

Boniatos al microondas

Igual que la patata, el boniato también se puede cocinar en el microondas. Es la manera más rápida, aunque no la que consigue potenciar mejor el sabor de este tubérculo.

Para asarlos en el microondas, tienes dos opciones. También debes lavarlos primero, y pincharlos varias veces por toda su superficie. Después:

  1. Envuélvelos en papel film y ásalos a máxima potencia un mínimo de 8 minutos. Pasado este tiempo, tócalos con el dorso de una cuchara (no lo hagas con el dedo, ¡te quemarás!). Si la pulpa cede y los boniatos se notan blanditos, ya están hechos. Si están aún duros, prosigue la cocción unos minutos más (en tandas de 2 minutos).
  2. Ponlos en un recipiente con tapa apto para microondas (o en un plato y tapados con la tapa del micro). Y cocínalos 8-10 minutos a máxima potencia. Comprueba la cocción y añade más minutos si es necesario.
Envolver boniato en film
RBA

Como en el caso de la cocción al horno, los tiempos son orientativos. Dependerán de la potencia del microondas y del tamaño de los boniatos. Un consejo: si asas varios boniatos a la vez, elígelos del mismo tamaño, así se asarán en el mismo tiempo.

Boniatos cocidos

Los lavas, los pelas (o no, es opcional, como las patatas) y los cueces en una olla con abundante agua, enteros o troceados.

Así luego puedes utilizarlos como acompañamiento, extraer su pulpa para elaboraciones dulces como rellenos de tartas o masas de bizcochos, triturarlos para hacer purés, usarlos como ingrediente en cremas vegetales...

También puedes utilizarlos para sustituir a las patatas en cualquier receta, como guisos o potajes. Simplemente, cambias las patatas por boniatos y listo.

puré de boniato
ISTOCK

Boniatos a la sartén

Si decimos que el boniato es un buen sustituto de la patata... ¿por qué no vamos a cocinarlo igual que ella? Con boniato puedes hacer palitos, rodajas, trozos y luego freírlos en abundante aceite caliente para tener una alternativa a las patatas fritas. En este caso, como no queremos potenciar el dulzor del boniato, una cocción a alta temperatura es la más adecuada.

patatas fritas de boniato
ISTOCK

5 recetas saladas con boniato

4 recetas dulces con boniato