Las costillas de cerdo son un ingrediente económico al que no siempre se le da el reconocimiento que debería tener, ya que bien cocinado es un auténtico manjar. Cocinado al horno es un plato sencillo perfecto para esos días en que no nos apetezca mucho cocinar. Tan solo un buen marinado, que se prepara con ajo, perejil, limón, miel y vino blanco, y un rato de horno convierten esa pieza de carne en un bocado exquisito para disfrute del paladar.

Elige para la receta una costilla de cerdo ibérico, tiene mayor cantidad de parte grasa, lo que la hace todavía más jugosa, pero estará igualmente de chuparse los dedos si prefieres la costilla más magra de cerdo blanco. Las setas son la guarnición perfecta para el plato, puedes utilizar setas de temporada o las deshidratadas que deberás poner en remojo previamente.

Además de asadas al horno, las costillas quedan estupendas como parte de otros guisos, como en este arroz con costillas y pimientos, estas costillas con garbanzos o estas patatas guisadas con costillas y habas.

Ingredientes paraCostillar de cerdo marinado y caramelizado

  • 1 Costillar De Cerdo de 800 g
  • 100 gramos de Miel
  • 100 mililitros de Vino Blanco
  • 2 Dientes De Ajo
  • 1 Limón
  • 1 cucharada de Comino en grano
  • Romero fresco
  • Perejil
  • 400 gramos de Setas de temporada
  • Sal
  • Pimienta Negra
  • Aceite De Oliva

Cómo hacer costillar de cerdo marinado y caramelizado

1. Prepara el marinado

Pela y pica los dientes de ajo. Pica el perejil. Lava el limón y ralla la piel. Ponlo todo en un bol y añade la miel y el vino blanco. Condimenta con sal, pimienta negra, romero y comino.

1. Prepara el marinado

2. Mezcla con el costillar

Vierte la marinada en una bandeja honda y pon dentro el costillar, salpimentado (debe quedar cubierto por la marinada). Reserva en la nevera 24 horas. Retira el costillar de la nevera, déjalo templar y escúrrelo de la marinada. Ponlo sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear.

 

2. Mezcla con el costillar

3. Pinta el costillar

Mezcla bien la marinada y pinta con ella el costillar. Introdúcelo en el horno a 190° durante 60 minutos, pintándolo de vez en cuando con la marinada para que se vaya glaseando.

3. Pinta el costillar

4. Saltea las setas

Corta el pie terroso de las setas, lávalas sin dejarlas en remojo y sécalas. Saltéalas en una sartén con un poco de aceite de oliva, 2 minutos, y condiméntalas con sal y pimienta negra recién molida.

4. Saltea las setas

5. Sirve con las setas

Sirve el costillar bien caliente, entero o con las costillas ya cortadas, acompañado con las setas recién salteadas y unas hojas de romero. Riega con los jugos de la cocción.

5. Sirve con las setas

El truco

Cuantas más veces pintes el costillar con la marinada durante la cocción, más sabroso quedará y mejor glaseado. Utiliza un pincel de silicona.

Trucos para unas costillas perfectas

  • Procura elegir un costillar que tenga buena cantidad de hueso y de carne. Una pieza que es casi toda carne suena tentador, pero no es la idea, queremos huesos de costilla, justo ahí está el sabor.
  • El marinado puedes hacerlo a tu gusto, cambiando las hierbas aromáticas y las especias.
  • Vigila el tiempo de cocción, las costillas pueden variar de tamaño y cada horno es un mundo, por lo que pueden necesitar más o menos tiempo.
  • Pincha la carne con un tenedor o una brocheta de madera, si no sientes resistencia al introducirlo es que ya están listas.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla