Con una textura suave y fundente, que se deshace en la boca, y un sabor irresistible, estos vistosos bocados de mousse de chocolate lo tienen todo para triunfar en la mesa. Sírvelos como broche final en una comida especial o con el café un día que tengas visitas y todo el mundo quedará encantado. 

Aunque realizar estos bocados puede parecer complicado, la verdad es que se pueden hacer sin problemas. Una única indicación: a la hora de extender el chocolate templado sobre la mousse, viértelo primero sobre una cuchara o espátula para que no caiga directamente sobre la mousse ya que podría perder la textura. Una vez las capas hayan solidificado, corta en pequeñas porciones y decora con trocitos de pistacho

Si te gustan los postres con chocolate, no dejes de probar el coulant clásico de chocolate negro, el brownie de chocolate con leche con nueces y cerezas o la tarta de chocolate con galletas.

Ingredientes paraBocados de mousse de chocolate

  • 450 gramos de Chocolate de cobertura
  • 125 gramos de Leche Evaporada
  • 300 mililitros de Nata Para Montar
  • 25 gramos de Mantequilla
  • 1 hoja de Gelatina
  • 150 gramos de Pistachos

Cómo hacer bocados de mousse de chocolate

1. Elabora la mousse de trufa

Derrite 200 g de chocolate. Agrega la nata y mezcla bien. Deja templar y reserva en la nevera hasta que esté bien fría. Luego, pásala al congelador una media hora antes de usarla. Móntala entonces hasta obtener una crema espesa con varillas eléctricas.

1. Elabora la mousse de trufa

2. Colócala en el molde

Forra un molde rectangular alargado, de paredes no muy altas, con papel sulfurizado o film, dejando que sobresalga un poco por ambos lados para poder desmoldarla después. Vierte la trufa en el molde, alisa la superficie con una espátula y congela.

2. Colócala en el molde

3. Hidrata la gelatina

Deja la gelatina en un cuenco con agua templada unos minutos para que se hidrate.

3. Hidrata la gelatina

4. Funde el chocolate

Mientras tanto, funde el resto del chocolate al baño María, mézclalo con la mantequilla y añade la gelatina escurrida; remueve hasta que se disuelva con una espátula. Deja que se temple, removiendo de vez en cuando.

4. Funde el chocolate

5. Viértelo sobre la trufa

Vierte el chocolate sobre la mousse de trufa congelada con cuidado, cubriendo toda la superficie. Deja en la nevera y ponla unos minutos en el congelador hasta que se solidifique.

5. Viértelo sobre la trufa

6. Decora con los pistachos

Pela los pistachos y pícalos no muy finos. Retira la mousse del congelador, desmóldala y pártela en dados. Reparte los pistachos por los lados de los cuadraditos, presionándolos ligeramente para que se peguen bien, y reserva en la nevera hasta el momento de servirlos.

6. Decora con los pistachos

Consejos y variantes para los bocados de mousse de chocolate

  • Sustituye los pistachos por trocitos de nueces, almendras, avellanas… También quedará muy bien la ralladura de naranja.
  • Este postre se puede presentar en forma de pastel. No cortes la mousse en porciones y decórala con frutos rojos (arándanos, grosellas, frambuesas…) o unos copetes de nata. En los laterales, puedes poner los pistachos.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla