Si quieres un plato colorista y actual, toma nota de cómo preparar este tartar de salmón presentado en vaso transparente, con una base de arroz hervido, mango, aguacate, tomate y cebolla. Además, se acompaña de una teja hecha con queso parmesano.

Lo ideal sería que utilizaras salmón congelado ya que se va a consumir sin cocción. Así que sácalo del congelador el día de antes y déjalo descongelar en la nevera en un recipiente adecuado, a ser posible con rejilla. Asegúrate de que no le quedan espinas y si las hubiera, sácaselas con unas pinzas de cocina. Luego, corta dados con un cuchillo bien afilado. El marinado del salmón lo preparamos con mostaza, zumo de limón, cilantro, sal y pimienta y lo dejamos tapado en la nevera.

Luego, disponer en el vaso las capas es cuestión de gusto... puedes empezar con arroz hervido en la base y por encima el mango y aguacate. Luego el tomate y la cebolla morada, por encima el salmón y como remate los coloristas germinados de rábanos. 

También puedes presentarlo montado con un aro como este tartar de salmón, mango y aguacate o el de aguacate y langostinos. Y si te gusta el pepino, prueba el tartar de salmón con pepinos y alcaparras.

Ingredientes paraTartar de salmón con aguacate y teja de queso parmesano

  • 500 gramos de Salmón fresco limpio de piel y espinas
  • 1 cucharada de Mostaza a la antigua
  • 2 Limones
  • 1 Mango
  • 2 Aguacates maduros
  • 160 gramos de Arroz hervido
  • 1 Cebolla Morada
  • 2 Tomates rojos
  • 2 cucharadas de Aceite De Oliva
  • 2 ramitas de Cilantro
  • Germinados De Rábanos
  • Sal
  • Pimienta
  • Para las tejas de parmesano
  • 40 gramos de Queso Parmesano rallado

Cómo hacer tartar de salmón con aguacate y teja de queso parmesano

1. Pica el cilantro

Exprime el limón y reserva el jugo. Lava el cilantro, deshójalo (reserva algunas hojas para decorar) y pícalo. 

1. Pica el cilantro

2. Pica cebolla y tomate

Pela la cebolla y pícala. Lava los tomates, retira el pedúnculo y pícalos. Ponlos en un bol con la cebolla y riégalos con 1 cucharada de aceite. Salpimenta y reserva.

2. Pica cebolla y tomate

3. Trocea y prepara el salmón

Dispón el salmón sobre una tabla de cortar y córtalo a dados pequeños con un cuchillo grande de lama ancha. Ponlo en un cuenco, agrega la mostaza, el zumo de limón (reserva 1 cucharada), el cilantro, sal y pimienta y mezcla bien. Comprueba el punto de sal y reserva en la nevera, tapado.

3. Trocea y prepara el salmón

4. Corta mango y aguacate

Pela el mango, retira el hueso y corta la pulpa en daditos. Corta los aguacates por la mitad, retira el hueso, corta la pulpa en dados pequeños y rocíalos con zumo de limón. Salpimienta al gusto y reserva.

4. Corta mango y aguacate

5. Prepara las tejas de queso

Separa el queso rallado en 4 partes. Calienta una sartén antiadherente, añade una parte de queso y dejar que se funda 1-2 minutos. Dale la vuelta y dórala por el otro lado. Preparar 3 tejas más y reserva.

5. Prepara las tejas de queso

6. Monta los vasos

En 4 vasos, pon como base el arroz hervido, añade el mango, el aguacate, el tomate con cebolla y por último el salmón. Decora con brotes, hojitas de cilantro y las tejas de parmesano.

 

6. Monta los vasos

El truco

Los germinados son muy refrescantes y nutritivos. Además de los de rábano, los hay de remolacha, de cebolla, de alfalfa, de col kale....

Ideas para un tartar de salmón con aguacate y teja de queso parmesano perfecto

  • Cómo hacer el crujiente. ¿No habías preparado nunca una teja de parmesano porque pensabas que era algo complicado? Nada más lejos de la realidad... Solo hay que colocar el queso rallado en una sartén antiadherente caliente y dejar que se funda 1-2 minutos y darle la vuelta.
  • Arroz más rápido. Si no has hervido arroz, siempre puedes recurrir a los vasitos de arroz que se comercializan en envases de plástico y que te pueden sevir de base para el tartar. En unos minutos lo tienes listo y se calientan en el mismo recipiente.
  • Cuánto tiempo dejar el marinado. En este tema, los puristas del tartar siempre apuntan a que el salmón debería aliñarse justo antes de servirse. Como el marinado del tartar lleva limón, que es un ácido, cuanto más lo dejes, ‘más cocinado’ estará el salmón. La idea es que tenga el sabor pero que conserve la textura cruda. Pero hay que pensar en agradar a todos los comensales, y si lo dejas un rato en la nevera (media hora por lo menos), la textura ya no parecerá que sea cruda.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla