Tartaletas de crema pastelera y fresones

La base es crujiente, de masa brisa, y la crema tiene un toque de limón que combina muy bien con los fresones frescos. Un postre f��cil y muy resultón.

TARTALETAS DE CREMA Y FRESAS.
Cristina Alvarez
Directora de CocinaFácil.com
12 personas
30 min

5

(3 votos)

Dieta:

Mediterránea

Vegetariana

Temporada:

Primavera

Verano

Técnica:

Horno

Técnica mixta

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Preparación con antelación

Ingredientes paraTartaletas de crema pastelera y fresones

  • 1 lámina de pasta brisa o quebrada
  • 500 mililitros de leche
  • 70 gramos de azúcar
  • 30 gramos de harina de maíz (maicena)
  • 4 yemas de huevo
  • 1 ramita de canela
  • 1 limón (la piel)
  • 12 fresones
  • 15 gramos de harina

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer tartaletas de crema pastelera y fresones

1. Prepara la crema pastelera

Dispón la leche en un cazo, con la cáscara de limón lavada y la canela. Llévala a ebullición y cuélala. En otro cazo, mezcla el azúcar, las yemas y la maicena. Bate con varillas manuales hasta obtener una crema homogénea y añade la leche, en un hilo y sin dejar de remover. Cuece esta mezcla 5 o 6 minutos, hasta que espese, a fuego medio y removiendo. Retírala del fuego y tápala con film, a piel, de modo que el film toque la superficie para que no reseque. Deja enfriar 20 minutos.

1. Prepara la crema pastelera

2. Cuece las bases

Precalienta el horno a 180º. Estira la masa con el rodillo, sobre la mesa de trabajo enharinada, hasta obtener una plancha de unos 4 milímetros de grosor. Córtala en discos de tamaño un poco mayor que el de los moldes de tartaleta que vayas a utilizar y fórralos con la masa. Tapa con papel de horno, pon unos garbanzos encima y cuece las tartaletas unos 12 minutos, hasta que se doren ligeramente.

2. Cuece las bases

3. Rellena las tartaletas

Deja enfriar las tartaletas, desmóldalas y rellénalas con la crema pastelera. Lava los fresones, repártelos sobre las tartaletas y resérvalas en la nevera hasta la hora de servir.

3. Rellena las tartaletas

El truco

Cuando una masa se hornea en blanco, es importante evitar que se abombe con la cocción; si esto ocurre, resulta difícil rellenarla y se estropea la presentación. Para conseguirlo, una vez forrados los moldes con la masa, pinchar el fondo unas cuantas veces con un tenedor y cubrirlo con discos de papel sulfurizado. Por último, hay que rellenarla con garbanzos secos.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?