POSTRES Y DULCES

Tarta de tres chocolates

Con esta tarta de base de galletas trituradas con mantequilla y tres chocolates, triunfarás seguro. Además, es muy fácil de preparar y no necesita horno. Las capas quedan diferenciadas de chocolate negro, blanco y con leche.

Personas: 12 Tiempo: 55 min

TARTA DE TRES CHOCOLATES.

Ingredientes para Tarta de tres chocolates

  • 150 g chocolate blanco de cobertura
  • 150 g chocolate con leche de cobertura
  • 150 g chocolate negro de cobertura
  • 1 l nata para montar
  • 500 ml leche
  • 3 sobres cuajada en polvo
  • 6 láminas gelatina
  • 125 g azúcar
  • 200 g galletas digestive
  • 80 g mantequilla
Preparación con antelación

Temporada: Todo el año

Técnica: Hervido

Tipo Plato: Postres

Precio: € €

Dificultad: Fácil

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
5 (21 votos)

Esta preciosa tarta tricolor está elaborada con una base de galletas trituradas con mantequilla y luego se van componiendo capas con chocolate blanco, negro y con leche.

Y si eres de los que les da pereza poner el horno, con esta tarta no lo necesitas. Además de chocolate, precisarás láminas de gelatina y cuajada en polvo. Y solo necesitarás unas 12 horas de nevera antes de servir la tarta.

Es muy importante cuando tengas vayas a ir echando las diferentes capas de chocolate que le hagas unas marcas con un tenedor a la de abajo, raspando un poco. Así consigues unos surcos que mejoran la adherencia de las capas. Porque si dejas solidificar la primera capa completamente y le añades la segunda encima, sin más, lo más probable es que cuaje perfectamente pero que no se adhiera bien a la capa inferior porque las superficies son muy lisas y la tarta al desmoldarla se te desmontaría.

Si quieres variar tu recetario dulce, no dejes de probar la tarta de chocolate, trufa y nata, la tarta de chocolate y avellanas, de chocolate blanco glaseado o la sublime de chocolate y vainilla.

Cómo hacer Tarta de tres chocolates

1. Tritura las galletas

1. Tritura las galletas

Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla ablandada. Forra con papel de horno la base de un molde desmontable de tarta de 23 cm de diámetro y cúbrela con esta masa. 

2. Pasa a la nevera

2. Pasa a la nevera

Reserva la masa en la nevera unos 30 minutos para que se endurezca y mientras, deja las hojas de gelatina en remojo de agua fría 5 minutos.

3. Divide en 3 partes

3. Divide en 3 partes

Mezcla la nata con la leche y divide la mezcla en 3 partes. Calienta a fuego lento una parte con 1 sobre de cuajada y 2 hojas de gelatina escurridas. Añade el chocolate blanco previamente rallado y remueve hasta que se funda. Viértelo sobre la base de galleta y deja reposar hasta que empiece a cuajarse.

4. Añade el chocolate con leche

4. Añade el chocolate con leche

Repite la operación con el chocolate con leche, una tercera parte de la mezcla de nata y leche, 1 sobre de cuajada, otras 2 hojas de gelatina y 50 g de azúcar. Haz unas incisiones sobre el chocolate blanco con un tenedor y vierte la mezcla anterior para que se adhiera mejor, dejándola caer sobre una cuchara para que caiga más suavemente.

5. Añade el chocolate negro

5. Añade el chocolate negro

Funde en la mezcla de nata restante el último sobre de cuajada, 2 hojas de gelatina, 75 g de azúcar y el chocolate negro rallado. Vierte esta crema sobre la tarta, a la que habrás hecho también unos surcos con el tenedor, y no muevas el molde hasta que esta empiece a cuajarse. 

6. Enfría y sirve

6. Enfría y sirve

Reserva la tarta en la nevera durante unas 12 horas antes de servir. Para decorar, añádele unas virutas de los tres chocolates utilizados, por encima.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?