POSTRES Y DULCES

Tarta ópera rellena de fresa y chocolate

La tarta ópera es de origen francés. De formato rectangular, se elabora el bizcocho en capas finas y luego se alternan con pasta de fresa y se recubre todo con chocolate negro fondant.

Personas:
6
Tiempo:
40 min
TARTA ÓPERA RELLENA DE FRESA Y CHOCOLATE.

Ingredientes para Tarta ópera rellena de fresa y chocolate

  • 6 huevos para el bizcocho
  • 200 g azúcar para el bizcocho
  • 60 g mantequilla para el bizcocho
  • 110 g harina para el bizcocho
  • 4 g levadura en polvo para el bizcocho
  • 10 g cacao en polvo para el bizcocho
  • 400 g nata para montar para el relleno
  • 60 g azúcar para el relleno
  • 10 g pasta de fresa para el relleno
  • 130 g chocolate negro fondant con el 70% de cacao para la cobertura
  • 250 g nata líquida para la cobertura
  • 60 g miel para la cobertura
  • 60 g mantequilla para la cobertura
Temporada: Todo el año
Técnica: Horno
Tipo Plato: Postres
Precio: € €
Dificultad: Fácil
¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
5 (4 votos)

Cómo hacer Tarta ópera rellena de fresa y chocolate

blank

Paso 1

Cascar los huevos separando las claras de las yemas, y batir las primeras con el azúcar hasta que estén a punto de nieve. Mezclar las yemas con la mantequilla fundida, añadir una tercera parte de las claras y remover. Incorporar la harina y la levadura tamizadas con el cacao. Agregar el resto de las claras y remover con suavidad hasta obtener una masa uniforme.

blank

Paso 2

Colocar en la placa del horno un tapete de silicona resistente al calor, o una lámina de papel sulfurizado, y extender encima la masa preparada. Cocer, en el horno precalentado a 180°, durante 6 minutos.
Para el relleno, mezclar la nata, el azúcar y la pasta de fresa, y dejar enfriar durante 10 minutos en el congelador. Retirarla y batirla con las varillas eléctricas hasta montarla.

blank

Paso 3

Cortar la plancha de bizcocho por la mitad, superponer las dos porciones y cortarlas en tiras, de modo que se obtengan varios rectángulos de igual tamaño. Extender sobre un rectángulo una capa de crema de fresa, colocar encima otro bizcocho y cubrir con más crema. Seguir formando capas, y terminar con bizcocho. Dejar reposar 1 hora en el congelador. Fundir el chocolate al baño María. Llevar a ebullición la nata con la miel y añadirlas al chocolate, poco a poco y removiendo con una espátula. Agregar la mantequilla fundida, dejar templar y verter sobre la tarta.

El truco:
Un poco de miel siempre aporta a las recetas un sabor y aroma especiales. En esta ocasión, además, favorece que el glaseado de chocolate resulte suave y brillante, con un aspecto impecable.
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?