¿A quién no le gusta una tarta de manzana casera? Si, además, está enriquecida con natillas recién hechas, el resultado es de impresión.

Puedes elegir manzanas fuji, golden o reineta. El resultado siempre es bueno. Para esta tarta las cortamos de dos formas, a daditos para el relleno del bizcocho y a gajos para el resultado final, acaballándolas por encima.

El bizcocho lo aromatizamos también con azúcar avainillado. Y para preparar las natillas echamos una ramita de canela. Así nos queda una tarta de manzana de lo más aromático.

Hay muchas maneras de preparar tartas de manzana. Si quieres lucirte con el decorado final, atrévete con la tarta de rosas de manzana y almendra. También queda riquísimo nuestro bizcocho de manzana, miel y limón o la vistosa tarta de manzana tricolor.

Ingredientes paraTarta de manzana con natillas

  • mantequilla
  • Para las natillas
  • 250 mililitros de leche
  • 3 yemas de huevo
  • 50 gramos de azúcar
  • 15 gramos de harina de maíz
  • 1 ramita de canela
  • Para el bizcocho
  • 200 mililitros de aceite de girasol
  • 160 gramos de harina de trigo
  • 240 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 manzanas
  • 1 cucharadita de levadura
  • 2 cucharadas de azúcar avainillado
  • Para decorar
  • 2 manzanas
  • mermelada de albaricoque

Cómo hacer tarta de manzana con natillas

1. Empieza con las natillas

Hierve la leche con la canela y déjala infusionar. Mezcla las yemas con el azúcar y la maicena; agrega la leche, remueve y cuela si quedan grumos. Cuece removiendo hasta que espese.

1. Empieza con las natillas

2. Agrega manzana

Pela las manzanas y pártelas en dados. Bate el aceite con el azúcar e incorpora los huevos de uno en uno; agrega la harina y la levadura tamizadas y el azúcar vainillado y bate; añade la fruta.

2. Agrega manzana

3. Forra un molde

Agrega por último las natillas templadas y remueve. Forra la base de un molde redondo, mejor desmontable, con un disco de papel sulfurizado. Luego, unta el papel y las paredes con mantequilla.

3. Forra un molde

4. Vierte la mezcla

Vierte en el molde la mezcla preparada y dale un par de golpes sobre la encimera para nivelarla. Pela las manzanas para la decoración y quítales el corazón. Pártelas en medias lunas finas.

4. Vierte la mezcla

5. Reparte las manzanas

Repártelas sobre la masa ligeramente acaballadas y formando círculos concéntricos. Precalienta el horno a 180° y hornea la tarta unos 40-50 minutos. Si ves que se tuesta demasiado, cúbrela con papel de horno.

5. Reparte las manzanas

6. Pinta con la mermelada

Retírala entonces del horno, deja que se temple y desmóldala. Calienta en un cazo la mermelada para que se vuelva más líquida y pinta con ella la superficie de la tarta, así quedará brillante. Sirve.

6. Pinta con la mermelada

Más ideas para tu tarta de manzana con natillas

  • Puedes variar el sabor de la mermelada con la que se pinta la superficie. En lugar de albaricoque, puedes elegir naranja amarga o de manzana para realzar el sabor.
  • Si cortas la manzana y vas a tardar un poco en hacerla, rocíala con zumo de limón para que no se ennegrezca.
  • Para un toque colorista, deja las manzanas con piel para la capa superior y elígelas de varios colores.
  • Vigila que no se te quemen los gajos de manzana. Si es preciso, cúbrela en el último momento con papel de horno o de aluminio.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla