Con unas ricas hortalizas, una crujiente masa de hojaldre y un cremoso requesón, puedes preparar en un momento esta exquisita y sencilla tarta salada de berenjena y tomate. Es perfecta para cualquier ocasión, en el día a día, para la cena de fin de semana o para llevar de picnic, porque, aunque tibia es deliciosa, queda muy rica también en frío. ¡Quedarás de lujo con tus comensales!

Prepararla te resultará muy sencillo, ya que una parte de la tarta, la base de hojaldre, se compra ya preparada, tan solo debes ocuparte del relleno. Recuerda que es importante dejar "sudar" las berenjenas una vez estén cortadas en rodajas, se espolvorean con sal y se dejan reposar para que suelten el líquido que causa amargor. Luego se enjuagan y listas.

Si te ha gustado esta receta de tarta salada, estas otras opciones seguro que son de tu agrado. Prueba la tarta de hojaldre con calabacín y queso, la tarta salada de sardinas y hortalizas o la tarta de puerro y beicon con hortalizas y queso.

Ingredientes paraTarta de berenjena, tomate y queso

  • 1 lámina de Hojaldre
  • 2 Berenjenas
  • 4 Tomates
  • 80 gramos de Queso Parmesano rallado
  • 125 mililitros de Yogur natural
  • 200 gramos de Requesón
  • 3 Huevos
  • Orégano
  • Aceite De Oliva
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer tarta de berenjena, tomate y queso

1. Corta la berenjenas

Lavas las berenjenas, sécalas y córtalas en rodajas finas. Extiende las rodajas sobre la superficie de trabajo o sobre una tabla de cortar y espolvoréalas con un poco de sal; déjalas reposar así durante unos 20 minutos para hacerlas sudar y que expulsen el líquido que causa amargor. Pasado ese tiempo, pásalas por el grifo de agua fría para eliminar el exceso de sal y sécalas.

1. Corta la berenjenas

2. Extiende el hojaldre

Lava los tomates, sécalos y córtalos también en rodajas finas. Extiende el hojaldre sobre el molde engrasado, pínchalo con un tenedor y recorta la masa sobrante.

2. Extiende el hojaldre

3. Prepara el relleno

Casca los huevos en un bol. Añade el requesón escurrido, el parmesano y el yogur y mezcla bien hasta que se integren, pero sin batir en exceso. Condimenta con una pizca de sal, pimienta negra recién molida, un chorrito de aceite de oliva y un poco de orégano seco.

3. Prepara el relleno

4. Hornea y sirve

Vierte la mezcla sobre el hojaldre y reparte por encima las rodajas de berenjena y tomate, en círculos concéntricos e intercalando unas con otras. Salpimienta la superficie y riega con un chorrito de aceite. Hornea durante 35 min en el horno precalentado a 180º. Saca y sirve caliente.

4. Hornea y sirve

El truco

Añade hortalizas que tengan tiempos de cocción similares o que no importe que queden al dente. Si quisieras usar patatas o boniatos, por ejemplo, deberías darles una cocción previa.

Ideas para tu tarta de berenjena, tomate y queso

  • Es una tarta para preparar también con masa brisa, puedes hacerla casera o comprarla ya preparada. Recuerda que debes cocerla primero en blanco, es decir, sin relleno y con un peso para que no suba la base.
  • Prueba a utilizar tus verduras favoritas o las que están de temporada.
  • Añade al relleno unos trocitos de queso roquefort, le dará un sabor delicioso.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla