Sopa de pollo casera con fideos y huevo duro

No hay como una buena sopa para entrar en calor en un día frío. Y si la sopa es casera y de pollo, mejor. Te cóntamos cómo hacerla, paso a paso.

Caldo de pollo casero con fideos y huevo
4 personas
55 min
125 Cal

3

(31 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Hervido

Tipo Plato:

Primeros platos y entrantes

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Es cierto que hoy en día puedes encontrar buenos caldos ya preparados, pero la satisfacción de preparar un caldo casero no se puede comparar a la de abrir un tetrabrick.

Esta receta de caldo de pollo es un básico del recetario de nuestras abuelas, y no hay que perder la costumbre de prepararlo, aunque sea de vez en cuando. Ten en cuenta que puedes preparar mucha cantidad y luego congelar la parte que no vayas a consumir enseguida. También puedes hacer cubitos de caldo caseros (rellena unas bolsas para hacer cubitos con el caldo, y guárdalos en el congelador), perfectos para aderezar una salsa o añadirlos a un guiso y darle ese toque casero que solo se consigue con un buen chup-chup.

Ingredientes paraSopa de pollo casera con fideos y huevo duro

  • 1 Carcasa De Pollo
  • 2 Zanahorias
  • 1 Chirivía
  • 1 Nabo
  • 1 Cebolla
  • 2 ramitas de Apio
  • 4 Huevos
  • 250 gramos de Fideos orientales
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer sopa de pollo casera con fideos y huevo duro

1. Prepara las verduras

Raspa las zanahorias, la chirivía y el nabo, luego lávalos y córtalos en trozos pequeños. Pela la cebolla y pártela por la mitad. Limpia las ramas de apio, lávalas y córtalas también en trocitos.

1. Prepara las verduras

2. Pon todo en una olla

Lava la carcasa de pollo, ponla en una olla con todas las hortalizas y sazona. Añade agua hasta cubrir todos los ingredientes y deja que cuezan a fuego suave durante 1 hora, desespumando de vez en cuando la superficie con una espumadera para retirar todas las impurezas.

2. Pon todo en una olla

3. Cuela el caldo

Cuela el caldo pasado este tiempo, y reserva la carcasa de pollo y las verduras. Deja que la primera se temple y límpiala, retirando toda la carne que tenga adherida; luego, desmenúzala bien.

3. Cuela el caldo

4. Prepara los huevos duros

Cuece los huevos durante 9 minutos en una cacerola con agua salada. Sumérgelos en un cuenco con agua con hielo para refrescarlos rápidamente y pélalos. Reserva.

4. Prepara los huevos duros

5. Cuece los fideos

Vierte el caldo en una cacerola y caliéntalo hasta que rompa a hervir. Añade entonces los fideos y cuécelos el tiempo que indique el fabricante.

5. Cuece los fideos

6. Sirve la sopa

Reparte la sopa en los platos o cuencos, añade unas cucharadas de las hortalizas troceadas y un poco del pollo desmenuzado. Corta los huevos en cuartos, añádelos también y espolvorea con unas hojitas de perejil lavado y picado. Sirve enseguida, bien caliente.

6. Sirve la sopa

El truco

Añade unos dados de jamón curado al cocer el caldo, y sírvelos con la sopa junto con el pollo y las verduras.

Recetas de aprovechamiento con los restos del caldo

En esta sopa de pollo, también se sirven parte de las verduras del caldo y de la carne de pollo, pero con lo que te sobre, puedes preparar otras recetas deliciosas. ¡No tires nada!

  • Con las verduras puedes hacer un puré delicioso, perfecto como entrante en cualquier época del año. Tritura las verduras y añade un poquito de caldo si quieres conseguir una textura menos densa. Puedes añadirle un quesito o un chorrito de nata líquida (o las dos cosas) al triturar los ingredientes. A la hora de servirla, alíñala con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y acompáñala con unos picatostes caseros. Fíjate en esta receta de puré de verduras, ¿a que tiene buena pinta?
  • Con los restos del pollo, puedes preparar una masa de croquetas deliciosa. Bastará con que lo desmenuces y lo mezcles con una bechamel casera espesa. Luego da forma a las croquetas, pásalas por huevo batido y pan casero y ¡listo! Si no las vas a consumir enseguida, puedes congelarlas y freírlas sin descongelar el día que quieras comerlas. En esta receta de croquetas de pollo, además de pollo y bechamel, llevan requesón y patata.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?