Si tienes una comida o una cena especial y buscas un aperitivo que, además de delicioso, sorprenda gratamente a tus invitados, no te pierdas la propuesta de hoy: unos muffins salados con un huevo duro en su interior. Blanditos, esponjosos y con una presentación que entra por los ojos, estos pequeños bocados, parecidos a una magdalena, son realmente exquisitos. Además, son facilísimos de hacer. Pruébalos y se convertirán en un clásico de tu recetario. 

Una vez tengas los huevos, la leche y el aceite bien integrados, incorpora los ingredientes secos (harina, levadura, sal y pimienta) con movimientos envolventes, pero sin batir demasiado. Luego, agrega el queso rallado, remueve y ya puedes empezar a rellenar las cápsulas de papel. Coloca una cucharada de masa y, encima, el huevo duro. Si ves que el huevo es demasiado grande y cuesta meterlo en los moldes, puedes cortar una parte de la clara con ayuda de un cuchillo para que no sobresalga. Luego, añade otra cucharada de masa y… a hornear. En 20 minutos los tendrás listos.

Salados o dulces, los muffins son todo un placer para el paladar. Los puedes realizar de espinacas y tomatitos, con pepitas de chocolate o rellenos de caramelo.

 

Ingredientes paraMuffins de huevo duro

  • 10 Huevos
  • 175 gramos de Harina
  • 200 mililitros de Leche
  • 100 gramos de Queso rallado
  • 8 gramos de Levadura química
  • 90 mililitros de Aceite De Oliva
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer muffins de huevo duro

1. Cuece los huevos

Coloca 8 huevos en un cazo con agua y sal, y cuécelos durante 10 minutos. Luego, déjalos enfriarse y pélalos. 

1. Cuece los huevos

2. Mezcla los ingredientes secos

En un cuenco amplio mezcla los ingredientes secos: la harina tamizada, la levadura y una pizca de sal y de pimienta. 

2. Mezcla los ingredientes secos

3. Bate los huevos restantes

Por otro lado, casca los 2 huevos restantes y bátelos con la leche y el aceite. Añade esta mezcla sobre los ingredientes secos, poco a poco, y removiendo con cuidado, sin batir la masa. 

3. Bate los huevos restantes

4. Agrega el queso

Por último, añade el queso rallado y vuelve a mezclar con una espátula. Precalienta el horno a 180º. 

4. Agrega el queso

5. Reparte la masa

Cubre un molde de magdalenas con cápsulas de papel. Vierte 1 cucharada de masa en cada una, reparte después los huevos cocidos y termina de cubrirlos con el resto de la masa. 

5. Reparte la masa

6. Hornea los muffins

Coloca los muffins en el horno y cuécelos durante 20 minutos. Comprueba la cocción, retíralos del horno y déjalos reposar un ratito antes de servirlos.

6. Hornea los muffins

Ideas para los muffins de huevo duro

  • Antes de realizar la masa, debes sacar los huevos de la nevera para que estén a temperatura ambiente.
  • Para que todos los muffins te queden de un tamaño similar, es importante incorporar la misma cantidad de masa en todas las cápsulas de papel y, en el momento de rellenar los moldes, no pongas más de ¾ partes de su tamaño. Así no se desbordarán.
  • Para saber si los muffins están hechos, pínchalos con un palillo. Si este sale seco, ya se pueden retirar del horno. Si no, continúa la cocción unos minutos más.
  • Si quieres enriquecer estos muffins, puedes agregar otros ingredientes a la masa. Por ejemplo, puedes añadir pimientos del piquillo asados, calabacín rallado, trocitos de jamón de York… Recuerda que todo debe estar finamente picado para que se integre bien con la masa.
  • Preséntalos con un poco de queso rallado por encima, pipas de girasol, sésamo, cebollino picado
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla