PASTA

Macarrones con pollo, beicon y espinacas

Gran recurso en la cocina, la pasta es un ingrediente que permite preparar platos exquisitos en pocos minutos. En esta ocasión, te invitamos a cocinar unos macarrones con pollo, beicon y espinacas. ¡Triunfarás!

Personas: 4 Tiempo: 40 min

paso_a_paso_para_realizar_macarrones_aromaticos_con_pollo_beicon_y_espinacas_resultado_final

Ingredientes para Macarrones con pollo, beicon y espinacas

  • 300 gramos de macarrones
  • 400 gramos de pechugas de pollo
  • 150 gramos de espinacas
  • 6 lonchas de beicon
  • 4 tomates
  • 100 gramos de queso parmesano
  • 100 mililitros de nata líquida
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de hierbas aromáticas tomillo, orégano, albahaca
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • sal

Dieta: Mediterránea

Temporada: Todo el año

Técnica: Técnica mixta

Tipo Plato: Segundos platos y platos principales

Precio: € €

Dificultad: Fácil

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
4 (19 votos)

Actualizado a

Muy fácil de cocinar, la pasta es un alimento llegado de Italia que ha atrapado a todo el mundo, especialmente a los más pequeños de la casa. Por su versatilidad, puede acompañarse con infinidad de ingredientes. Además, es ideal para todas las ocasiones ya que se puede consumir en platos calientes o fríos y siempre queda muy bien. 

En la receta de hoy, la pasta escogida son unos macarrones y los hemos combinado con trocitos de pollo, beicon y espinacas. Además, para darle todavía más sabor, hemos añadido una cucharadita de hierbas aromáticas, pimentón y un chorrito de nata líquida. Seguro que te va a encantar su sabor. Esta receta, gracias a la gran variedad de ingredientes que contiene, puede convertirse en un estupendo plato único. Luego, como postre, solo tienes que tomar una pieza de fruta y tendrás un menú completo y equilibrado.

Para que este plato te quede perfecto debes preparar primero la salsa y, luego, cocer los macarrones al dente, es decir en el punto de cocción justo, totalmente cocida por fuera y no del todo por dentro. Cuécelos solo en el tiempo que indique el fabricante en el envase, escúrrelos y añádelos inmediatamente a la salsa. Así se mezclarán todos los ingredientes y la pasta estará riquísima porque habrá absorbido mejor todos los sabores de los otros alimentos. El toque final lo dará el queso parmesano rallado. Espolvoréalo por encima de los macarrones cuando todavía estén calientes y así al llegar a la mesa estará ligeramente fundido y aportará un extra de cremosidad al plato.

Con los macarrones se pueden elaborar un sinfín de recetas, puedes combinarlos con verduras como los macarrones con verduras y mozzarella, elaborarlos con un punto picante, como los macarrones picantes con gambas o mezclarlos con legumbres, como las lentejas con macarrones. Todas estas recetas son muy fáciles de hacer y seguro que las guardarás en tu recetario personal.

Cómo hacer Macarrones con pollo, beicon y espinacas

1. Prepara el ajo y el tomate

1. Prepara el ajo y el tomate

Lava los tomates o pélalos y pártelos en daditos. Pela y pica el ajo, bien menudo. 

2. Trocea el pollo

2. Trocea el pollo

Limpia la pechuga de pollo, retirando la grasa que pueda tener, y córtala también a dados. Trocea también el beicon. 

3. Haz el sofrito

3. Haz el sofrito

Sofríe el ajo picado en una sartén con 3 cucharadas de aceite durante 1 minuto. Añade el pollo troceado, sazona a tu gusto (con sal y pimienta) y deja cocer 3 minutos, removiendo, hasta que veas que está dorado. 

4. Añade las hierbas y el beicon

4. Añade las hierbas y el beicon

Espolvorea el pollo con las hierbas aromáticas y remueve. Añade el beicon a la sartén y deja cocer un par de minutos más.

5. Cuece el tomate

5. Cuece el tomate

Agrega entonces los daditos de tomate a la sartén y cuécelo durante 15 minutos, hasta que se evapore el agua que sueltan. 

6. Y agrega las espinacas

6. Y agrega las espinacas

Lava las espinacas, escúrrelas bien, trocéalas si son muy grandes e incorpóralas a la sartén. Cuece todo junto, a fuego fuerte, durante 2 minutos más.

7. Añade la nata

7. Añade la nata

Vierte la nata líquida, en un hilo, sobre el sofrito que has preparado y adereza con una pizca de sal y el pimentón. Mezcla, prosigue la cocción durante 2 minutos y retira del fuego.

8. Cuece la pasta

8. Cuece la pasta

Coloca la pasta en una cazuela con abundante agua salada y cuécela el tiempo que marque el fabricante para que quede al dente. Escúrrela bien y añádela a la salsa preparada. Remueve unos instantes con una cuchara de madera.

9. Emplata y sirve

9. Emplata y sirve

Reparte la pasta en cuatro platos hondos. Sírvela enseguida, bien caliente, espolvoreada con el queso parmesano rallado.

El truco:

La proporción adecuada de agua y sal es de 1 l y una pizca cada 100 g de pasta. Añádela cuando el agua esté hirviendo y no antes, porque podría pasarse.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?