Alimento estrella en todo el mundo, el chocolate es un ingrediente clave en la gastronomía, especialmente en la repostería. Son incontables las recetas dulces que se elaboran con él. Lo podemos degustar en tartas y pasteles, magdalenas, galletas, mousses, bombones… En esta ocasión, te explicamos cómo elaborar unos apetitosos flanecitos de dos chocolates. Todo un placer para el paladar.

Estos flanes de dos chocolates lo tienen todo para triunfar: son fáciles de preparar y tienen una textura fantástica que se funde en la boca. Además, con sus dos capas de distintos colores, quedan muy vistosos al llevarlos a la mesa. Si te ha gustado la idea de prepararlo en casa, necesitarás, como ingredientes principales, chocolate negro fondant, chocolate blanco fondant y unos sobres de cuajada en polvo para que las capas de chocolate cuajen bien y no se mezclen entre sí. Y, para completar la receta: azúcar, leche y nata montada. También necesitarás unos moldes para flanes. Por lo que se refiere a la elaboración, la receta no tiene dificultad, solo hay un paso que debes vigilar. Antes de poner la capa de chocolate negro sobre la de chocolate blanco tienes que asegurarte que el blanco esté cuajado. Así te quedarán las capas bien diferenciadas y el resultado será espectacular. Cuando tengas las dos capas de chocolate en el molde, deja reposar los flanes en la nevera como mínimo unas 3 horas. Así en el momento de servir estarán bien cuajados.

Si buscas más ideas con chocolate, fíjate en las magdalenas rellenas de chocolate, te recordarán a las meriendas de tu infancia, o en las piruletas heladas de frutas con chocolate. A los niños les encantarán. Y si eres fan del chocolate negro, no te pierdas el brownie tradicional de chocolate negro. Se convertirá en tu postre preferido.

Ingredientes paraFlanes de dos chocolates

  • 200 gramos de Azúcar
  • 500 mililitros de Leche
  • 500 gramos de Nata Montada
  • 100 gramos de Chocolate Negro fondant
  • 100 gramos de Chocolate Blanco fondant
  • 2 sobres de Cuajada en polvo

Cómo hacer flanes de dos chocolates

1. Prepara el caramelo

Pon el azúcar en una sartén antiadherente y añade 80 ml de agua. Calienta, a fuego lento y remueve varias veces con una cuchara, hasta obtener un caramelo de color dorado. Retira y espera a que se temple. Repártelo en unos moldes y muévelos para que cubra bien el fondo y las paredes.

1. Prepara el caramelo

2. Funde el chocolate blanco

Trocea el chocolate blanco, ponlo en un cazo y caliéntalo al baño María (dentro de otro cazo más grande con agua hirviendo, puesto al fuego), removiendo con una cuchara de madera, hasta que esté totalmente fundido.

2. Funde el chocolate blanco

3. Prepara la capa blanca

Dispón en otro cazo la mitad de la leche, la mitad de la nata y 1 sobre de cuajada. Calienta a fuego lento, removiendo con una cuchara, hasta que la mezcla sea homogénea. Cuando empiece a hervir, retira del fuego, incorpora el chocolate blanco y mezcla muy bien batiendo con varillas manuales. Vierte la preparación anterior en los moldes caramelizados y deja cuajar.

3. Prepara la capa blanca

4. Funde el chocolate negro

Repite la misma operación con el chocolate negro y los ingredientes restantes: fúndelo al baño María, mézclalo con la leche, la nata y la cuajada y reserva. 

4. Funde el chocolate negro

5. Haz la capa de chocolate negro

Comprueba que el chocolate blanco está ligeramente cuajado y reparte el chocolate negro en los moldes. Viértelo lentamente por el dorso de una cuchara para que caiga con mucha suavidad sobre el chocolate blanco y no se mezclen. No muevas los moldes hasta que empiece a cuajarse la capa de chocolate negro.

5. Haz la capa de chocolate negro

6. Deja reposar los flanes

Coloca los flanes en la nevera y déjalos reposar 3 horas como mínimo, para que los chocolates estén bien cuajados antes de servir.

6. Deja reposar los flanes

Cómo servir tus flanes de dos chocolates

Una vez tengas el flan acabado, lo puedes presentar tal cual o ponerle un poco de imaginación a la decoración. Te damos algunas pistas que te pueden ir muy bien.

  • Sírvelo con nata montada. Ayúdate de una manga pastelera con boquilla rizada para formar el rosetón y quedará espectacular.
  • Añade una bola de helado de tu sabor preferido al lado del flan. El de caramelo y nata quedarán muy bien con el chocolate.
  • Incorpora más chocolate. Puedes esparcir por encina unas virutas de chocolate o decorar con unos hilos de chocolate fundido. Puedes usar negro, con leche o blanco.
  • Con frutas. El chocolate combina muy bien con las frutas. Si quieres dar un toque diferente y muy original a estos flanes, puedes decorarlos con unos frutos rojos, como arándanos, frambuesas y grosellas, unos gajos de mandarinas o naranjas e, incluso, unas mandarinas chinas o kumquat. El éxito está asegurado.
  • Unas hojitas de menta. Además de dar un punto de frescor al postre, lo decorarán con su bonito color.
  • Escoge bien el molde. Los moldes de silicona ofrecen una gran variedad de formas diferentes que te ayudarán a dar a tus flanes un aspecto especial. Puedes escoger desde una flanera clásica acanalada hasta los más originales con forma de estrella, cuadrados, corazones…
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla