Cuando tienes en la familia alguna persona con una intolerancia alimentaria, te das cuenta de lo difícil que es cocinar para ella. Y ya no solo se trata de cocinar, sino de encontrar recetas especiales sin gluten, en el caso de los celíacos, sin lactosa, en el caso de los intolerantes, sin huevo...

La receta que te proponemos hoy es un bizcocho básico que no incorpora ningún tipo de leche ni derivado lácteo entre sus ingredientes. Es una receta de mi madre, y la desarrolló ella cuando a mi sobrino le diagnosticaron intolerancia a la lactosa. Probó y probó hasta dar con la fórmula perfecta: un bizcocho ligero, esponjoso y delicioso sin lactosa.

Tres claves básicas para que tu bizcocho quede perfecto:

  1. El aceite. Elige un aceite de oliva de buena calidad. Puedes utilizar aceite de oliva suave si quieres que su sabor pase desapercibido, pero un aceite de oliva virgen también le va bien a este bizcocho y le proporcionará un sabor a bizcocho de pueblo delicioso.
  2. La harina. Verás que en la receta utilizamos harina bizcochona, es una harina especial para repostería que ya lleva la levadura incorporada. Si utilizas harina de trigo normal, deberás añadir la levadura aparte (unos 10 gramos serán suficientes). Y siempre es mejor que la tamices, para no perder aire en la masa, y la integres sin sobrebatirla (incluso si puedes, con una espátula manual). Si bates en exceso la masa podría quedarte un bizcocho apelmazado.
  3. Los huevos. Sácalos un rato antes de la nevera para que estén a temperatura ambiente. Primero, debes montar las claras para dar volumen a la masa.
bizcocho sin lactosa
Istock
Bizcocho básico sin lactosa
Para 8 personas
Ingredientes
  • 6 huevos
  • 250 gramos de azúcar
  • 250 gramos de harina bizcochona (con levadura incorporada)
  • 120 mililitros de aceite de oliva
  • La ralladura de 1/2 limón
  • 1 pizca de sal
Paso a paso
  1. Aromatiza el aceite

    Vierte en aceite en un vasito y pon la ralladura de limón dentro, para que se impregne de su aroma. Este no es un paso imprescindible, podrías añadir el aceite y la ralladura por separado, pero de esta manera, el aceite reparte mejor el sabor del limón por toda la masa.

  2. Monta las claras a punto de nieve

    Casca los huevos y separa las claras de las yemas. Pon las claras en el bol de la batidora, añade una pizca de sal y bate con varillas eléctricas hasta lograr un punto de nieve firme. Reserva en un cuenco.

    montar claras
    Cocina Fácil
  3. Empieza a batir la masa

    Vierte en el mismo vaso de la batidora (no hace falta que lo laves, si queda algún resto de clara montada) el aceite con ralladura de limón y las yemas. Empieza a batir suavemente y ve añadiendo el azúcar, poco a poco.

  4. Agrega la harina

    Por último, agrega la harina, tamizándola directamente sobre la masa e integrándola con una espátula o con las varillas, pero a velocidad mínima.

  5. Pon la masa en el molde

    Cubre el molde con papel de horno y vierte la masa en él.

  6. Hornea el bizcocho

    Introduce el bizcocho en el horno, precalentado a 180º, a una altura media y con calor abajo (si tu horno tiene función de ventilador, ponla también). Cuece durante 25-45 minutos. A partir de los 25 minutos, ve comprobando el punto de cocción pinchando el bizcocho con una brocheta de madera. Si sale húmeda y manchada de masa cruda, es que no está listo todavía. Prosigue la cocción y cuando la brocheta salga limpia, apaga el horno y retira el bizcocho.

    pinchar bizcocho
    Cocina Fácil
  7. Deja templar

    Pon el molde sobre una rejilla y espera a que el bizcocho se temple. Luego, desmóldalo con cuidado y déjalo enfriar completamente.

Para decorar: costra de azúcar o azúcar glas

Ambas son buenas opciones. Si te gusta que el bizcocho tenga una costra de azúcar crujiente, espolvorea la masa con un par de cucharadas de azúcar antes de meterla en el horno. Si prefieres azúcar glas, espolvoréalo sobre el bizcocho una vez esté cocido y frío.

decorar con azúcar glas
Cocina Fácil

Buenas ideas para personalizar tu bizcocho:

  • Con la misma masa puedes hacer magdalenas, o la base de un pastel. Luego puedes cortarlo por la mitad en dos discos y rellenarlo con chocolate, nata, mermelada... ¡lo que tú quieras!

    Convertir bizcocho en pastel
    Cocina Fácil
  • En lugar de ralladura de limón, puedes utilizar ralladura de naranja. También quedará delicioso.
  • Incorpora un poco de chocolate rallado a la masa, puede ser negro, blanco o con leche.

Otros postres sin lactosa de Cocina Fácil: