Los filetes de pollo empanados son uno de esos grandes pero humildes manjares que más nos gustan. No hay nada como ese acabado crujiente por fuera y jugoso por dentro. Por eso, siempre son buena idea para cualquier momento. No obstante, si queremos hacerlos en una versión diferente y más elegante siempre podemos recurrir a alguna de sus versiones.

Los filetes de pollo a la villaroy, envueltos en bechamel y empañados, son una auténtica delicia pero en esta receta hemos decidido darles una vuelta de tuerca e invertirlos. Lo primero que tenemos que hacer es preparar una bechamel pero aquí ya empezamos fuerte porque además de cebolla, le pondremos unos champiñones para que tenga más sabor.

Y con esa mezcla, rellenaremos los filetes. Primero hay que aplanarlos para que queden lo más finos posible y luego partirlos a la mitad. Una vez los tengamos salpimentados, ponemos el relleno en el centro, los enrollamos, los empanamos y los freímos. Es muy sencillo de hacer y queda realmente espectacular. Perfecto para servirlos en una cena informal de picoteo acompañados de una ensalada de brotes.

Ingredientes paraCroquetas de pechuga rellena

  • 400 gramos de Pechugas De Pollo en filetes
  • 150 gramos de Champiñones
  • 1 Cebolla
  • 1 litro de Leche
  • 90 gramos de Harina
  • 30 gramos de Mantequilla
  • 2 Huevos
  • Pan Rallado
  • Aceite
  • Pimienta
  • Sal
  • Para acompañar
  • Salsa Brava
  • Brotes De Ensalada
  • Tomates Cereza
  • Orégano

Cómo hacer croquetas de pechuga rellena

1. Prepara la besamel

Limpia, lava y pica los champiñones. Pela y ralla la cebolla; rehógala 3 minutos en una cazuela con la mantequilla. Agrega los champiñones, salpimienta y sofríelos hasta que pierdan el agua. Disuelve la harina en un vaso de leche, agrégala a la cazuela, remueve y vierte el resto de la leche caliente; sin parar de remover, cuece a fuego lento hasta que la besamel espese. Retira, rectifica de sal y pimienta y deja que se temple.

1. Prepara la besamel

2. Haz las croquetas

Extiende los filetes de pechugas, cúbrelos con plástico film y aplánalos con un espalmador o rodillo, para dejarlos bien finos. Desecha el film, córtalos por la mitad y salpimiéntalos. Rellena cada medio filete con una cucharadita de besamel. Enróllalos y pásalos por los huevos batidos y el pan rallado.

2. Haz las croquetas

3. Fríe y sirve

Pon abundante aceite en una sartén y fríe las croquetas en tandas pequeñas con el aceite no muy caliente para que el pollo no quede crudo. Escúrrelas y sírvelas con una gotita de salsa y una hojita de orégano, y acompañadas de la ensalada de brotes y tomatitos.

3. Fríe y sirve

El truco

Si las rebozas en panko, quedarán más crujientes.

Consejos:

  • Para dar más sabor a las croquetas, añade a la besamel una cucharadita de setas secas trituradas hasta hacerlas polvo.
  • Procura dejar los filetes de pechuga muy finos para que, al enrollarlos, obtengas unas croquetas no muy grandes. Así se harán bien por dentro sin quemarse por fuera.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla