Cazuela de calamares con gambas y guisantes

Como plato principal completo o como tapita de aperitivo, esta cazuela de calamares con gambas y guisantes es un placer para el paladar.

paso_a_paso_para_realizar_cazuela_de_calamares_con_gambas_y_guisantes_resultado_final
5 personas
50 min

5

(2 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Técnica mixta

Tipo Plato:

Segundos platos y platos principales

Precio:

€ €

Dificultad:

Media

Tiernos calamares, sabrosas gambas, guisantes, alcachofas..., cuando un guiso lleva ricos ingredientes y es tan sencillo de preparar, el éxito en la mesa está asegurado. Asegúrate que el producto sea de calidad, los calamares deben estar bien frescos y para ello debes fijarte en que la carne esté firme, que la piel sea transparente dejando ver un color blanco nacarado y que tengan los ojos brillantes.

Hay veces en que pueden darte gato por liebre, o mejor dicho, pota por calamar. Aunque son similares, la pota tiene una textura y sabor más rudos y reconocerás la diferencia por las aletas, las del calamar ocupan casi todo el largo del cuerpo mientras que las de la pota solo una tercera parte.

En esta receta hemos utilizado guisantes congelados, pero si es primavera y se hay de temporada, utiliza guisantes frescos, ganarás en sabor y textura.

Y si te gustan los calamares, prueba estas recetas clásicas, los calamares rellenos, un arroz con calamares, y la reina de las tapas, los calamares a la romana.

Ingredientes paraCazuela de calamares con gambas y guisantes

  • 4 Calamares enteros (600 g)
  • 300 gramos de Colas De Gamba medianas
  • 800 gramos de Guisantes congelados finos
  • 1 Cebolla
  • 1 Ajo
  • 2 Alcachofas
  • ½ Limón
  • 100 gramos de Tomate Frito
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite De Oliva
  • Cebollino fresco

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer cazuela de calamares con gambas y guisantes

1. Descongela los guisantes

Pon los guisantes congelados en un colador, remójalos bajo el grifo del agua y resérvalos mientras se van escurriendo y empiezan a descongelarse. Pela y corta la cebolla en juliana. Pela el diente de ajo, retírale el germen y pícalo.

1. Descongela los guisantes

2. Rehoga la cebolla

En una cazuela, a fuego medio, rehoga la cebolla y el ajo junto con un chorrito de aceite de oliva durante 10 minutos.

2. Rehoga la cebolla

3. Limpia las alcachofas

Retira las hojas externas de las alcachofas, corta el tallo y las puntas de las hojas restantes, corta los corazones por la mitad, retira el heno y córtalos en gajos. Riégalos con el zumo del limón para que no se ennegrezcan al oxidarse.

3. Limpia las alcachofas

4. Agrega el agua

Añade las alcachofas a la cazuela. Rehoga 5 minutos. Sube el fuego y remueve con suavidad. Cuando la cebolla empiece a dorarse, agrega 100 ml de agua.

4. Agrega el agua

5. Incorpora el tomate

Cuando empiece a hervir, añade los guisantes y una pizca de sal. Dale un hervor e incorpora el tomate.

5. Incorpora el tomate

6. Corta los calamares

Limpia y corta los calamares en aros mientras se realiza la cocción del guiso. Saltéalos en una sartén con aceite de oliva, salpimiéntalos y agrégalos a la cazuela. Deja que cueza todo, con un hervor lento, durante unos 5 minutos.

6. Corta los calamares

7. Saltea las gambas

Salpimienta las colas de gamba, saltéalas e incorpóralas al guiso 2 minutos antes de terminar la cocción. Rectifica de sal y pimienta. Sirve caliente, decorado con cebollino lavado, secado y picado.

7. Saltea las gambas

El truco

Utiliza gamba entera, machaca cabezas y cáscaras, e incorpora el jugo resultante al guiso para darle más sabor.

Cómo limpiar los calamares

  • Corta las patas con ayuda de unas tijeras y presiona en la parte central de las patas hacia afuera para retirar la boca.

  • Para limpiar el cuerpo, retira el contenido tirando de él sin olvidarnos del trozo rígido transparente que está pegado a la carne del calamar. Enjuaga bajo el grifo.

  • Puedes eliminar la piel para que quede más estético, basta con frotarla suavemente con los dedos, los calamares ganan en sabor si no la retiras y al cocinarse cogerán ese color rojizo tan característico.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?