No hay duda de que un bizcocho esponjoso y tierno es la opción preferida por muchos para desayunar o merendar.

El bizcocho de la abuela que te proponemos hoy es muy básico y muy fácil de hacer. Y además, es apto para intolerantes a la lactosa, pues no lleva ningún derivado lácteo: ni leche, ni yogur, ni mantequilla.

Para poder desmoldar el bizcocho con facilidad, te aconsejamos que utilices un molde desmontable como el de la receta, y que lo desmoldes una vez se haya enfriado.

Este bizcocho, además, puede ser la base perfecta para preparar un pastel de cumpleaños o una tarta especial para un día de fiesta. Córtalo en dos discos y rellénalo con lo que más te guste: cremas, mermeladas, chocolate... ¡verás qué rico!

Ingredientes paraBizcocho clásico de la abuela, el más esponjoso y tierno del mundo (¡sin lactosa!)

  • 4 huevos
  • 120 gramos de azúcar
  • 130 gramos de harina
  • 1 pizca de sal
  • 15 mililitros de aceite de oliva o de girasol

Cómo hacer bizcocho clásico de la abuela, el más esponjoso y tierno del mundo (¡sin lactosa!)

1. Prepara el molde

Corta un disco de papel sulfurizado de 20 cm de diámetro y ponlo en el fondo de un molde desmontable del mismo diámetro. Engrásalo con el aceite, espolvorea con 10 g de harina y vuélcalo para eliminar el exceso. 

1. Prepara el molde

2. Mezcla huevos y azúcar

Casca los huevos en un cuenco refractario y añade el azúcar. Pon el cuenco al baño María y bate con las varillas hasta que la mezcla espese y doble su volumen.

3. Bate la masa

Retira el cuenco de la cazuela y sigue batiendo durante 4 o 5 minutos, para que se enfríe y espese un poco más. Precalienta el horno a 170º. Tamiza la harina restante con la sal.

3. Bate la masa

4. Hornea el bizcocho

Incorpórala a la preparación anterior en varias tandas, removiendo con una espátula para que la mezcla no pierda aire. Vierte la masa lentamente en el molde y hornéala 25 minutos. Deja reposar el bizcocho unos minutos, desmóldalo y déjalo enfriar sobre una rejilla.

4. Hornea el bizcocho

Con qué servir el bizcocho básico de la abuela

Las opciones sin lactosa son cada vez más accesibles en el mercado, y existen muchas alternativas deliciosas que te permitirán disfrutar plenamente de tu bizcocho sin preocuparte por la lactosa.

  • Frutas frescas: acompaña el bizcocho con una selección de frutas frescas como fresas, frambuesas, arándanos o kiwis. Las frutas frescas aportarán un toque de frescura y color al bizcocho.
  • Salsa de frutas: prepara una sencilla salsa de frutas con frutas cocidas y un poco de azúcar. Esta salsa puede ser versátil y combinar con diferentes sabores de bizcocho.
  • Helado sin lactosa: si quieres darle un toque especial y cremoso, sirve el bizcocho con una bola de helado sin lactosa, como helado de vainilla sin lactosa o de frutas.
  • Crema de coco: una alternativa sin lactosa a la crema batida es la crema de coco. Puedes batir la parte sólida de una lata de leche de coco refrigerada y utilizarla como una cobertura cremosa para el bizcocho.
  • Sirope o jarabe sin lactosa: un sirope o jarabe sin lactosa, como el de arce o el de caramelo, añadirá un toque dulce y delicioso al bizcocho.
  • Nueces o almendras: espolvorea nueces o almendras picadas sobre el bizcocho para agregar un toque crujiente y un sabor a frutos secos.
  • Café o té: sirve el bizcocho acompañado de una taza de café o té para un delicioso postre con una bebida caliente.
  • Chocolate sin lactosa: acompaña el bizcocho con chocolate sin lactosa, ya sea en forma de virutas, rallado o una salsa de chocolate.
  • Mermelada sin lactosa: una mermelada sin lactosa, como la de frutas o la de arándanos, puede ser un complemento sabroso para el bizcocho.
  • Crema de avellanas sin lactosa: si te gusta la crema de avellanas, busca una versión sin lactosa para untar sobre el bizcocho.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla