VERDURAS

Albóndigas de brócoli con salsa de tomate y albahaca

Si no sabes cómo cocinar el brócoli más allá de cocido o al vapor, estas albóndigas con salsa de tomate y albahaca te van a cautivar. Además, se hacen al horno, así que son muy ligeras y saludables.

Personas: 8 Tiempo: 50 min Calorías: 154 Cal

albóndigas de brócoli con tomate

Ingredientes para Albóndigas de brócoli con salsa de tomate y albahaca

  • 1 brócoli
  • 1 huevo
  • 100 gramos de queso rallado
  • 2 ramitas de perejil
  • 1 diente de ajo
  • 200 gramos de pan rallado
  • 2 ramitas de albahaca
  • salsa de tomate
  • aceite de oliva
  • pimienta negra
  • sal

Dieta: Mediterránea

Temporada: Todo el año

Técnica: Técnica mixta

Tipo Plato: Aperitivos y tapas

Precio: € €

Dificultad: Fácil

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
4 (9 votos)

Actualizado a

Si buscas ideas para incorporar más verdura a tus menús familiares o para el picoteo con tus amigos, aquí tienes una idea fantástica y muy saludable que te va a encantar. Se trata de unas originales bolitas o albóndigas realizadas con brócoli y queso rallado. Crujientes, cremosas y deliciosas gustarán a todo el mundo. Y si tienes niños a los que les cuesta comer verduras, te serán de gran ayuda porque al ser tan ricas se las comerán sin apenas darse cuenta. ¿Te animas a realizarlas?      

Las bolitas de brócoli son muy sencillas de hacer y, además, como se cuecen en el horno apenas absorben aceite, por lo que son muy ligeras e ideales si estás cuidando tu línea o simplemente quieres comer más sano. Para realizarlas debes rallar los ramitos de brócoli y mezclarlos con ajo, pan rallado, queso, perejil y huevo. Así de sencillo. Luego reboza las albóndigas y ya están listas para llevar al horno. Un consejo, cuando separes el brócoli en ramitos, no tires el tronco. Guárdalo e incorpóralo con los otros ingredientes a la hora de preparar un delicioso caldo o cuécelo y agrégalo a un puré o salsita. 

Nosotros hemos preparado las albóndigas de brócoli con una salsa de tomate, pero puedes acompañarlas con una salsita de yogur, de queso o solas. Están deliciosas de cualquier manera.

Si quieres conocer más recetas que tengan al brócoli como protagonista, descubre la crema de brócoli con jamón y huevo, el brócoli con vinagreta de tomates secos y el pastel de brócoli, atún y tomate.

 

Cómo hacer Albóndigas de brócoli con salsa de tomate y albahaca

1. Prepara el brócoli

1. Prepara el brócoli

En primer lugar, coge el brócoli y separa los ramitos con cuidado. Luego, lávalos bajo el grifo de agua fría y sécalos bien con papel de cocina. Cuando ya estén bien secos, ralla solo las flores y colócalas en un bol. No tires los tallos, guárdalos para otra receta.

2. Pica el ajo

2. Pica el ajo

Pela un diente de ajo, pícalo bien fino y añádelo al bol del brócoli. Lava el perejil y pícalo también bien fino. A continuación, agrega 50 gramos de pan rallado, el queso rallado, y el perejil. Casca el huevo dentro del bol y sazona la preparación con sal y pimienta. En ese momento, coge una cuchara o una espátula y remueve bien hasta que consigas que todo esté perfectamente integrado. Forra una bandeja apta para el horno con una hoja de papel sulfurizado.

3. Forma las albóndigas

3. Forma las albóndigas

Engrásate las manos con unas gotas de aceite, para que la masa no se te pegue, y ve formando las albóndigas. Toma porciones de masa similares para que todas te queden más o menos del mismo tamaño. Si quieres, puedes ayudarte con una cuchara honda.

4. Reboza las albóndigas

4. Reboza las albóndigas

Pasa las albóndigas en el pan rallado restante y colócalas en la bandeja del horno. Procura que no se toquen entre sí, así te asegurás que se cuecen bien.

5. Hornea las albóndigas

5. Hornea las albóndigas

Introduce la bandeja en el horno precalentado a 180° y cuece las albóndigas durante unos 15 minutos. Acuérdate de darles la vuelta a mitad de cocción para que se doren de manera uniforme por todos lados.

6. Aromatiza la salsa de tomate

6. Aromatiza la salsa de tomate

Lava la albahaca y sécala bien, dando ligeros golpecitos, y pícala bien fina. Reserva unas hojas para decorar. A continuación, coloca la salsa de tomate en un cazo al fuego y agrega la albahaca picada. Salpimienta a tu gusto y dale un ligero hervor.

7. Emplata las albóndigas

7. Emplata las albóndigas

Coloca las albóndigas de brócoli recién hechas y muy calientes en un plato de servicio y decóralas con las hojitas de albahaca reservadas. Puedes servir la salsa de tomate en un cuenco aparte o en el mismo plato de las albóndigas. 

El truco:

Dale más sabor al rebozado mezclando el pan rallado con hierbas aromáticas (perejil, hierbas provenzales...) o especias (curry, pimentón...). Les darás un toque diferente y especial.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?