Postre mágico de café (en 4 minutos)

Cuando pruebes esta crema de café querrás utilizarla para rellenar bizcochos, decorar cupcakes o servirla directamente en copas individuales para el postre, como en nuestra videorreceta.

Marina Blanco, colaboradora de Cocina Fácil
Marina Blanco

Colaboradora de Cocina Fácil

Postre mágico de café

Los postres a base de café quedan buenísimos, porque al combinar el café con ingredientes cremosos, el resultado es extraordinario.

Seguro que a los amantes del café les gusta esta receta sencilla y con pocos ingredientes, una crema de café que podrás improvisar en apenas unos minutos y prepararla en casa de la forma más fácil.

Solo tendrás que tener a punto los ingredientes necesarios para la crema de café: café soluble, galletas, nata montada, azúcar y caramelo líquido.

Crema de café fácil
Para 4 personas
Ingredientes
  • 140 mililitros de agua fría
  • 35 gramos de café soluble
  • 120 gramos de azúcar
  • 7 galletas
  • Nata montada
  • Caramelo líquido
Paso a paso
  1. Prepara la mezcla de café

    En un bol metálico frío, mezcla el agua con el café y el azúcar batiendo con las varillas eléctricas a velocidad baja hasta que los ingredientes empiecen a mezclarse. Sigue batiendo a velocidad baja durante 4 minutos haciendo movimientos circulares hasta obtener una crema densa y homogénea. El indicador infalible para saber que la textura es la idónea, es que se formen picos similares a los que se forman en una nata montada.

  2. Tritura las galletas

    Tritura las galletas en un procesador de cocina hasta obtener un polvillo fino. Si no tienes procesador, puedes introducirlas en una bolsa con cierre hermético, y pasarle un rodillo por encima hasta que queden bien trituradas.

  3. Monta el postre

    Cubre el fondo de unos vasitos individuales con el polvo de galleta, y reparte la crema por encima hasta rellenar cada uno de los vasitos. Sirve los vasitos decorados con un poco de nata montada y caramelo líquido.

El secreto para una textura cremosa

El secreto para conseguir la textura cremosa es mezclar los ingredientes en frío. Por eso, lo mejor será que reserves el bol de la mezcla en la nevera para que esté bien frío antes de preparar la mezcla. Así los ingredientes se mezclarán mucho mejor.

Si te ha gustado este postre con café, no te pierdas este pastel de café y avellanas que se prepara con dos mousse diferentes, y luego se sirve con chocolate caliente.