Tarta Sacher al estilo clásico

Aquí tienes la receta clásica de la tarta Sacher, con chocolate negro, mantequilla, azúcar avainillado, harina, huevos y mermelada de albaricoque.

PASO A PASO PARA REALIZAR LA TARTA SACHER AL ESTILO CLÁSICO: RESULTADO FINAL.
12 personas
75 min

4

(555 votos)

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Horno

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Preparación con antelación

La tarta Sacher es uno de los clásicos de la repostería que hacen las delicias de medio mundo. Su origen se localiza en Viena y le debe el nombre a Frank Sacher, el repostero que la hizo por primera vez a principios del siglo XIX y que aún se puede degustar en el hotel del mismo nombre. Lo esencial es la cobertura de chocolate negro y el bizcocho interior trufado con una capa de mermelada de albaricoque, aunque hay variedades que la usan de mora y frambuesa.
Estamos acostumbrados a las tartas Sacher grandes y vistosas, pero también puedes presentarlo en minitartas individuales, muy fáciles de preparar.

Siempre es importante hacer las cosas sin prisas. Primero batimos el azúcar avainillado y el blanco con mantequilla y luego añadimos una a una las yemas de huevo y las vamos mezclando a conciencia.

El bizcocho también lleva chocolate en su masa. Se funde y se mezcla con las yemas. Luego se une a las claras, batidas a punto de nieve.
Mira todas estas propuestas para preparar otras deliciosas versiones de bizcochos de chocolate.

 

Ingredientes paraTarta Sacher al estilo clásico

  • 6 Yemas De Huevo
  • 6 Claras De Huevo
  • 180 gramos de Harina
  • 175 gramos de Mantequilla
  • 175 gramos de Chocolate Negro fondant
  • 180 gramos de Azúcar
  • 200 gramos de Mermelada De Albaricoque
  • 25 gramos de Azúcar Avainillado
  • 1 pizca de Sal
  • Para la cobertura
  • 300 gramos de Chocolate Negro fondant
  • 100 gramos de Mantequilla

Cómo hacer tarta Sacher al estilo clásico

1. Prepara la masa

Bate 175 g de mantequilla con los azúcares. Echa y mezcla una a una las yemas. Funde el chocolate. Monta las claras con una pizca de sal. Vierte el chocolate en las yemas y mezcla. Tamiza la harina encima y mezcla. Añade las claras envolviendo la masa.

1. Prepara la masa

2. Hornea el bizcocho

Vierte la masa en un molde de 24 cm de diámetro forrado con papel de horno. Hornea 40-45 minutos a 180 °C. Deja enfriar y desmolda en una rejilla. Corta la tarta por la mitad.

2. Hornea el bizcocho

3. Introduce la mermelada

Rellena la tarta con la mitad de la confitura caliente. Cúbrela y pinta con el resto de confitura de albaricoque.

3. Introduce la mermelada

4. Prepara la cobertura

Trocea el chocolate negro y fúndelo. Agrega el resto de mantequilla troceada y remueve hasta que se mezcle bien con el chocolate.

4. Prepara la cobertura

5. Cubre la tarta

Vierte la cobertura sobre la tarta y extiéndela rápidamente, cubriendo superficie y bordes. Ponla sobre una rejilla y papel de horno para recoger el chocolate sobrante.

5. Cubre la tarta

6. Escribe Sacher

Con una manga pastelera escribe Sacher por encima para decorar. Deja que endurezca en la nevera al menos 1 hora.

6. Escribe Sacher

Consejos para una tarta Sacher clásica perfecta

–Lo primero, saca los huevos de la nevera porque para que quede perfecta tendrán que estar a temperatura ambiente antes de trabajar con ellos. Lo mismo, la mantequilla.

–Funde el chocolate siempre a fuego suave, al Baño María o poco a poco en el microondas, para que no se queme.

–Como los bizcochos suelen quedar un poco abombados, para que el acabado sea perfecto, dale la vuelta y corta un poco la elevación para nivelarlo.

–Para montar las claras a punto de nieve, un truquillo es echarle una pizca de sal antes de empezar a batir. Y, sobre todo, que no quede nada de yema o no nos subirán. Si lo haces manualmente, utiliza unas varillas para airear más. Primero se forma espuma, luego aparecen unas puntas blandas y finalmente tenemos que conseguir que quede espesa.

–Para extender mejor la confitura y que esté más líquida, la hemos calentado un poco al baño María. Una parte es para el relleno del bizcocho y el resto se pincela por encima, antes de poner la cobertura de chocolate. No tiene que quedar una capa gruesa.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?