Pastel con helado y nata

Capas de bizcocho rellenas con helado y cubiertas con nata montada, cucuruchos de helado y confeti. Puro placer para golosos

Pastel con helado
Begoña Montané
Begoña Montané
Experta en cocina tradicional
8 personas
10 min

3

(33 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Verano

Técnica:

Sin cocción

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Media

Hoy, la propuesta de pastel es de aspecto espectacular pero con poca elaboración casera. Es una idea para montar de forma rápida un pastel digno de la mejor fiesta infantil sin que hayas tenido que pasar horas en la cocina. Partimos de una caja de cucuruchos en formato mini, helado de vainilla, nata montada, planchas de bizcocho y, sobre todo, fideos de azúcar de mil colores para decorar por completo la tarta.

La única dificultad para este pastel es que tienes que ser ágil y actuar con rapidez entre pasos. Es muy fácil si tienes todo preparado, los miniconos abiertos en el congelador, la nata montada, etc.  

Si no quieres comprar las planchas de bizcocho, toma nota de cómo preparar un bizcocho clásico. Y si te animas, puedes ir variando de sabores, sigue con el bizcocho de manzana, un kugelhopf de naranja, uno de vainilla y almendras o este originalísimo de piña en almíbar.

Ingredientes paraPastel con helado y nata

  • 4 Planchas de bizcocho
  • 1 kilogramo de Helado De Vainilla
  • 1 caja de miniconos de helado
  • 200 mililitros de Nata Montada
  • 250 gramos de Fideos De Azúcar De Colores

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer pastel con helado y nata

1. Prepara los ingredientes

Ten preparados todos los ingredientes abiertos en el congelador (helados) o la nevera (nata). Reserva 50 g de fideos de azúcar de colores y esparce el resto en un plato grande o una bandeja. Corta las planchas de bizcocho en círculos de unos 18 cm.

1. Prepara los ingredientes

2. Rellena las capas de bizcocho

Cubre una base de bizcocho con helado. Extiende el helado, sin batir, para que aguante más y no se derrita. Ve colocando las bases de bizcocho y repitiendo el proceso, extendiendo helado sobre cada una de ellas, hasta terminar la tarta con un bizcocho. Si ves que el helado se derrite demasiado, reserva unos minutos el pastel en el congelador antes de realizar el siguiente paso.

2. Rellena las capas de bizcocho

3. Cubre toda la tarta con nata montada

Unta los laterales con una capa fina de nata, lo suficiente para cubrir los laterales y que el confeti quede sujeto. Esparce la nata con la ayuda de una espátula.

3. Cubre toda la tarta con nata montada

4. Reboza el pastel en los fideos de azúcar

Coge la tarta por la base y por la parte de arriba, ponla de lado y hazla girar, haciendo poca presión, casi rozando, sobre los fideos de azúcar para que se adhieran alrededor del pastel.

4. Reboza el pastel en los fideos de azúcar

6. Decora la superficie

Coloca el pastel sobre la bandeja donde lo vayas a servir, termina de untar con nata la parte de arriba y espolvorea con los fideos de azúcar reservados para cubrirla. Decora con los miniconos puestos en círculo con la punta del cono hacia el interior. Sirve rápidamente o reserva en el congelador.

6. Decora la superficie

El truco

Haz la tarta en un lugar fresco para que no se derrita el helado. Si ves que este no aguanta, reserva la tarta en el congelador, unos minutos, entre paso y paso.

Ideas para tu pastel con helado y nata

  • Los fideos de azúcar. Para decorar el bizcocho necesitas muchos, no compres un botecito pequeño porque los pegamos a toda la superficie. Para ello hay que untar todo el pastel con nata y hacerlo rodar para que se adhieran por los lados. Quedan muy divertidos si son multicolor, pero también puedes usarlos de un color y con una plantilla poner números o letras de otro color por encima.
  • Otra idea. Si no tienes bizcocho preparado ni tiempo para hacerlo, prueba a montar el pastel con unas crepes, al estilo de esta tarta de crepes y chocolate.
  • El helado. Entre las capas de bizcocho introducimos el helado de vainilla. No tiene que estar ni muy duro, porque no podríamos manipularlo ni muy derretido. Cuando lo extiendas procura que no llegue hasta los bordes para que no se salga.
¿Has preparado esta receta?

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?