Perfectos para tomar un día que tengas invitados en casa o, simplemente, cuando quieras sorprender a los tuyos con un caprichito dulce, estos borrachitos clásicos lo tienen todo para triunfar en la mesa. Esponjosos, blanditos y superjugosos, tienen su delicado sabor a ron conquistará a todo el mundo. Procura preparar bastantes porque, a la que los lleves a la mesa, nadie podrá resistirse a comer solo uno. 

La clave de este dulce es empapar bien el bizcocho con el jarabe de ron. Para ello, una vez frío, colócalo en el molde del revés, pínchalo con un palillo o una brocheta para facilitar que el almíbar penetre por todas partes y resérvalo en la nevera. Luego, solo te quedará cortar el bizcocho de la forma que más te guste, espolvorearlo con azúcar y quemar la superficie hasta que quede caramelizada. Un consejo: aunque está muy sabroso recién hecho, si puedes resistir, guárdalo para el día siguiente y todavía estará más rico.

Si te apetece descubrir otros dulces en tamaño mini, echa un vistazo a los bocaditos de zanahoria, a los pastelitos esponjosos de chocolate sin horno o a los bizcochitos individuales de té matcha.

Ingredientes paraBorrachitos clásicos

  • 425 gramos de Azúcar
  • 1 Limón
  • 75 mililitros de Ron
  • 1 Clavo De Olor
  • ½ ramita de Canela
  • 225 gramos de Harina
  • 225 gramos de Mantequilla
  • 4 Huevos
  • 1,5 cucharaditas de Levadura En Polvo
  • pizca de Sal

Cómo hacer borrachitos clásicos

1. Prepara la mezcla

Bate la mantequilla ablandada con 225 g de azúcar. Agrega los huevos, mejor si están a temperatura ambiente, de uno en uno. Si ves que la preparación se corta, añade 2 cucharadas de harina y remueve.

1. Prepara la mezcla

2. Agrega la harina

Incorpora la harina tamizada con la levadura y la sal, y mezcla hasta que se integren.

2. Agrega la harina

3. Cuece el bizcocho

Forra 2 moldes de 20 cm o uno cuadrado grande con papel sulfurizado. Vierte la mezcla y cuece unos 30 minutos en el horno precalentado a 180°. Deja templar, desmolda y reserva sobre una rejilla.

3. Cuece el bizcocho

4. Elabora el jarabe

Coloca en un cazo 400 ml de agua, 200 g de azúcar, la piel del limón lavada, el clavo y la canela. Llévalo a ebullición y deja cocer, hasta que empiece a espesar. Vierte el ron y continúa la cocción hasta que obtengas un jarabe espeso. Cuélalo y reserva.

4. Elabora el jarabe

5. Vierte el almíbar sobre el bizcocho

Pon los bizcochos en el molde del revés, pínchalos con un palillo y riégalos con el almíbar. Tápalos con film y reserva en la nevera hasta que estén fríos.

5. Vierte el almíbar sobre el bizcocho

6. Córtalos en porciones

Desmóldalos y córtalos con un cortapastas redondo o de la forma que prefieras. Dispón los borrachitos en cápsulas de papel rizado, espolvoréalos con un poco de azúcar y, si quieres, quema la superficie con un soplete de cocina.

6. Córtalos en porciones

Consejos y variantes para los borrachitos clásicos

  • Puedes acompañar los borrachitos con unos rosetones de nata montada, ralladura de piel de naranja o unos frutos rojos.
  • En lugar de ron, puedes agregar vino dulce, brandy
  • La mantequilla se trabaja mejor si está blandita. Si puedes, sácala de la nevera media hora antes para que se vaya atemperando.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla