Si hay un plato tradicional que gusta a prácticamente todo el mundo, en especial a los más pequeños, ese es sin duda las albóndigas. Tiernas y jugosas, llenas de sabor y con una salsita que se presta a mojar pan, son un plato perfecto para el día a día. Si las acompañas de una ensalada o unas verduras tendrás fantástico menú completo para tu familia. ¿Se puede pedir más?

Prepararlas te resultará más sencillo de lo que crees, mezclar la carne picada con el ajo y el perejil, con la miga de pan remojada en leche que le da jugosidad y con el huevo. El siguiente paso es enharinar y freír, procura que el aceite esté bien caliente, pero sin humear, para que queden doraditas por fuera y jugosas por dentro. Prepara la salsa a base de cebolla, ajo y caldo donde acabaremos la cocción de las albóndigas y ya las tienes listas. ¿Fácil verdad?

Seguro que te apetece probar otras recetas de albóndigas igual de deliciosas. No te pierdas estas albóndigas de pollo con salsa de piquillos y tomate, estas albóndigas con mozzarella o estas albóndigas de merluza.

Ingredientes paraAlbóndigas en salsa

  • Para las albóndigas
  • 500 gramos de Carne De Ternera picada
  • 500 gramos de Carne De Cerdo picada
  • 1 Huevo
  • 2 rebanadas de Pan
  • ½ vaso de Leche
  • 2 Dientes De Ajo
  • ramitas de Perejil fresco
  • 5 gramos de Comino en polvo
  • Harina De Trigo
  • Aceite De Oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Para la salsa
  • 250 mililitros de Vino Blanco
  • 500 mililitros de Caldo De Carne
  • 1 Cebolla
  • 1 Diente De Ajo
  • 30 gramos de Harina De Maíz
  • Aceite De Oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer albóndigas en salsa

1. Empapa la miga

Empieza preparando las albóndigas. Empapa la miga de pan en la leche.

1. Empapa la miga

2. Pica ajo y perejil

Pica los ajos y el perejil en trocitos pequeños.

2. Pica ajo y perejil

3. Mezcla las carnes

En un bol grande pon los dos tipos de carne. Añade sal y pimienta al gusto.

3. Mezcla las carnes

4. Añade el huevo

Añade al bol el ajo y perejil picado, la miga de pan bien escurrida, el comino y el huevo.

4. Añade el huevo

5. Forma bolas

Mezcla muy bien con las manos limpias para que se mezclen todos los sabores y forma bolas de tamaño mediano.

5. Forma bolas

5. Déjalas separadas

Déjalas sobre una bandeja o plato grande.

5. Déjalas separadas

6. Enharínalas

Reboza cada albóndiga con harina. Dale unos golpecitos para quitar el exceso de harina.

6. Enharínalas

7. Acaba el enharinado

Hazlas una a una hsta tenerlas todas rebozadas y déjalas separadas en la bandeja.

7. Acaba el enharinado

8. Fríelas por tandas

Echa abundante aceite en una sartén y cuando esté caliente fríe las albóndigas por tandas. No pongas muchas a la vez para que el aceite no pierda temperatura.

8. Fríelas por tandas

9. Retíralas doradas

Ve moviendo las albóndigas para que tengan un dorado uniforme y retíralas del fuego. No estarán hechas del todo por dentro, pero se acabarán de cocinar después con la salsa. Déjalas sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite y reserva.

9. Retíralas doradas

11. Pica ajo y cebolla

Para empezar a preparar la salsa, pica el ajo y la cebolla. No es necesario picar en trozos muy pequeños porque trituraremos la salsa después.

11. Pica ajo y cebolla

12. Sofríe cebolla

Sofríe la cebolla 5 minutos, remueve de vez en cuando para que no se queme.

12. Sofríe cebolla

13. Agrega el ajo

Añade el ajo y sofríe 8 minutos más o hasta que veas que la cebolla transparenta.

13. Agrega el ajo

14. Vierte el vino

Incorpora el vino a la sartén. Mezcla ligeramente y deja que hierva para que se evapore.

14. Vierte el vino

15. Añade el caldo

Echa el caldo y reserva un poco. Disuelve la maicena en ese caldo reservado y añádelo a la sartén con el resto del caldo.

15. Añade el caldo

16. Mezcla maicena

Mezcla y cocina durante 15 minutos. La maicena hará que el caldo espese un poco. Tritúralo todo en una batidora o robot de cocina y vuelve a poner la salsa en la sartén.

16. Mezcla maicena

17. Cocina con la salsa

Pon las albóndigas en la salsa y cocina 10 minutos más para que acaben de hacerse por dentro. Sirve el plato caliente.

17. Cocina con la salsa

Trucos para que tus albóndigas queden perfectas

  • Procura que la carne no esté excesivamente picada, una pasada es suficiente, de lo contrario pueden quedar más secas.
  • Mójate las manos a la hora de formar las albóndigas, de esta manera no se te engancharán tanto y podrás darles bien la forma. Si las pesas, te quedarán todas iguales.
  • Elimina bien el exceso de harina y fríe solo el tiempo necesario para que doren, recuerda que la cocción se acaba en la salsa.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla