Cremosa, firme y muy suave. Así es esta tarta cebra de queso y dos chocolates con la que vas a triunfar con toda la familia. Es muy fácil de elaborar, y el resultado es tan original y divertido que todos querrán copiarte la receta.

Para prepararla, vas a necesitar chocolates para fundir de dos tipos: negro y con leche; con leche y blanco; negro y blanco... galletas tipo María y queso crema. El resultado es buenísimo y puedes tenerla lista en pocos minutos. Eso sí, es necesario que repose unas horas para que el resultado y la consistencia queden perfectos.

Cómo preparar la tarta sin horno en vídeo

No renuncies al chocolate en veranoni a las celebraciones con una buena tarta. No necesita horno y además puedes decorarla al gusto para que quede aún más vistosa y bonita. ¡Éxito asegurado!

Tarta cebra de queso y dos chocolates
Para 6 personas
Ingredientes
  • Una tableta de chocolate con leche para fundir
  • Una tableta de chocolate blanco para fundir
  • 180 gramos de galletas tipo María
  • 125 gramos de mantequilla
  • 300 gramos de queso blanco cremoso para untar
  • 600 mililitros de nata para montar
  • 125 gramos de azúcar
  • 6 hojas de gelatina
Paso a paso
  1. Prepara la base de la tarta

    Tritura las galletas con la mantequilla fundida al microondas y mezcla bien. Pon la base en un molde forrado con papel de horno. Aplana con el dorso de una cuchara y reserva en la nevera.

  2. Funde los chocolates

    Funde los dos chocolates por separado y reserva en boles diferentes.

  3. Hidrata la gelatina

    Pon las hojas de gelatina a hidratar con agua fría unos 10 minutos y reserva.

  4. Prepara el relleno

    Pon a calentar la nata con el azúcar y el queso, y ve removiendo. Cuando esté fundido el queso y sin que arranque a hervir, retira el cazo del fuego. Añade la gelatina bien escurrida y remueve hasta que se funda. Reparte la mezcla en 2 boles y vierte cada chocolate en cada uno de ellos. Remueve bien.

  5. Monta la tarta

    Saca la base de la nevera y vierte con una cuchara grande 5 cucharadas de la mezcla de chocolate blanco en el centro. Después la misma cantidad de chocolate con leche, y así sucesivamente, siempre vertiendo en el centro, hasta acabar con las dos mezclas.

  6. Deja reposar y decora

    Deja reposar la tarta en la nevera un mínimo de 4-6 horas. Desmolda, decora con viruta de chocolate y sirve bien fría.

¿Te animas con alguna receta "a rayas" más? Divertidas, muy vistosas y originales. ¡Sorprenderás a toda la familia!