Cena fácil y barata ¡con 3 ingredientes! (con vídeo)

¿Quieres una receta sencilla y riquísima para improvisar una cena o una comida? Estas patatas rellenas de champiñones lo tienen todo para triunfar

Mónica Corredera
Mónica Corredera

Colaboradora

Cena fácil y barata con 3 ingredientes

Las patatas rellenas son todo un descubrimiento en la cocina. Con pocos ingredientes podrás preparar en un momento un plato rico y saludable, perfecto para esos días en los que no has programado la comida o la cena y no sabes qué poner a los tuyos. ¡Les encantará!

Aunque en esta ocasión se han rellenado con champiñones, en realidad esta misma receta se puede modificar en función de los ingredientes que tengas a mano.

Puedes utilizar carne o pescado, jamón, bacon, verduras, gambas, atún... Son un ejemplo perfecto de la mejor cocina de aprovechamiento.

Patatas rellenas de champiñones al ajillo
Para 4 personas
Ingredientes
  • 4 patatas medianas
  • 300 gr de champiñones pequeños
  • 2 dientes de ajo
  • 125 gr de queso mozarella rallado
  • 100 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Perejil
Paso a paso
  1. Cocer las patatas

    Pon al fuego una cazuela grande con agua y cuece las patatas con piel, previamente lavadas, durante unos 35 o 40 minutos. Cuando estén listas, sácalas, escúrrelas y deja que se templen.

  2. Preparar los champiñones

    Lávalos en un recipiente con agua para eliminar cualquier resto de tierra que puedan tener. Escúrrelos, sécalos y pártelos por la mitad.

  3. Hacer el relleno

    Calienta tres cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande y dora los dientes de ajo picados. Cuando estén cogiendo color añade los champiñones troceados. Sazona con sal y saltea durante unos 3 o 4 minutos. A continuación añade el vino blanco y cocina durante otros 6 u 8 minutos.

  4. Vaciar las patatas

    Córtalas por la mitad y, con mucho cuidado, vacía el interior con una cuchara procurando que no se rompa la piel. Machaca la pulpa de las patatas, añade una pizca de sal y perejil picado a tu gusto. Agrégalo a la sartén donde se han cocinado los champiñones y mézclalo todo.

  5. Rellenar las patatas

    Utiliza la mezcla de champiñones y puré de patata para rellenar las 'cáscaras' que has vaciado antes, colócalas en una bandeja de horno, cúbrelas con queso rallado y gratina en el horno hasta que se funda el queso. Decora con una ramita de perejil y sirve.

¿La variedad importa?

Ya se trate de uno u otro tipo, lo importante es que elijas una patata de calidad, preferiblemente nueva. Son muy adecuadas las de la variedad Monalisa o las Ágatas, ambas blancas, aunque también puedes utilizar patatas rojas de la variedad Desirée que suelen ser un poco más tiernas.

Trucos para triunfar

  • ¿Quieres un secreto para que las patatas no se rompan al cocerlas? Procura que no hiervan a borbotones, controlando que se vayan cociendo a fuego suave.
  • Si lo prefieres, en lugar de cocerlas, puedes envolver las patatas en papel de aluminio y hornearlas entre 45 minutos y una hora.
  • A la hora de vaciarlas, espera hasta que estén frías para evitar que se rompa la piel.