Si tienes una celebración especial y estás buscando un segundo que guste a todos tus invitados, incluso a los más gourmets, no te pierdas la sugerencia de hoy. Se trata de una lubina a la sal con patatas y cherrys. Con este método de cocción ancestral, considerado uno de los más saludables, la lubina quedará tierna, superjugosa y, contrariamente a lo que pueda parecer, en su punto justo de sal. Pruébala y no te arrepentirás.

Aunque la cocción a la sal es sencillísima, tiene algunos secretos que debes conocer. Por un lado, ten en cuenta que el pescado debe estar entero, con la piel, y limpio por dentro (sin vísceras). A la hora de comprar la lubina en la pescadería, di que te la preparen para la sal y seguro que te la dejan perfecta. Por otro lado, al verter la sal, que ha de ser gorda, piensa que el pescado debe quedar cubierto por todas partes, menos por la parte de la aleta de la cola. Pon una generosa capa en la base de la bandeja, coloca la lubina y, encima, más sal. Así se formará una especie de costra sobre el pescado y este se cocerá con sus propios jugos. Para saber que el pescado está hecho, tira un poco de la aleta que has dejado sin sal y, si sale sin resistencia, es que el pescado está en su punto.

Si te han entrado ganas de conocer más recetas con este delicioso pescado, fíjate en la lubina a la plancha con ensalada y vinagreta de tomate, la lubina a la parrilla con verduras salteadas o la lubina rellena de setas con tomates cherry.

Ingredientes paraLubina a la sal con patatas y cherrys

  • 1 Lubina de 1,5 Kg entera y sin escamas
  • 2 kilogramos de Sal Gorda
  • Para acompañar
  • 4 Patatas
  • 2 Dientes De Ajo
  • 200 gramos de Tomates Cherry
  • 1 ramita de Tomillo
  • 1 ramita de Romero
  • 100 mililitros de Salsa Mayonesa
  • Sal
  • Aceite De Oliva
  • Para decorar
  • 1 ramita de Perejil

Cómo hacer lubina a la sal con patatas y cherrys

1. Lava la lubina

Precalienta el horno a 200°. Lava la lubina con cuidado, sin quitarle las escamas, y sécala con papel de cocina.

1. Lava la lubina

2. Humecede la sal

Vierte la sal gruesa en un bol y añade los 50 ml de agua poco a poco, con una jarrita, mientras mezclas para que se humedezca de forma homogénea.

2. Humecede la sal

3. Forma un lecho

Extiende la mitad en el fondo de una fuente refractaria, formando un lecho de unos 5 mm de grosor.

3. Forma un lecho

4. Hornea el pescado

Dispón encima la lubina y cúbrela con el resto de la sal, presionando la sal para que esta se adhiera al pescado. Hornea durante 24 minutos.

4. Hornea el pescado

5. Prepara la guarnición

Lava las patatas y los ajos, sin pelarlos, y sécalos. Lava y seca también los tomatitos, el tomillo y el romero.

5. Prepara la guarnición

6. Confita las patatas

Pon al fuego una cazuela con las patatas, los ajos y las hierbas, y cúbrelos con aceite. Calienta este hasta los 100° de temperatura y confita las patatas, a fuego bajo, hasta que estén tiernas.

6. Confita las patatas

7. Cuece los tomates

Retira las patatas y los ajos, y agrega los tomates cherry; confítalos unos minutos con el fuego al mínimo, removiendo despacio.

7. Cuece los tomates

8. Quita la sal

Retira el pescado del horno y déjalo reposar 5 minutos. Marca con un cuchillo de punta redondeada el contorno de la lubina, golpea la capa superior de sal con una cuchara para romperla y retírala.

8. Quita la sal

9. Retira las espinas y la cabeza

Separa las espinas de los laterales con un cuchillo y un tenedor, y retira la piel, desde la cola a la cabeza.

9. Retira las espinas y la cabeza

10. Emplata la lubina

Saca los 2 lomos, pártelos por la mitad y pásalos a los platos. Añade las patatas cortadas en rodajas, los ajos y los cherrys. Sazona y espolvorea con el perejil lavado y picado. Sirve con la mayonesa en un bol aparte.

10. Emplata la lubina

Consejos y variantes para la lubina a la sal con patatas y cherrys

  • Aromatiza la sal con tiritas de piel de limón, pimienta de colores, eneldo, tomillo, clavos de olor...
  • Con este mismo método puedes cocer otros pescados, como la dorada, el besugo, la corvina o la trucha. Y si eres más de carne, prueba el lomo de cerdo a la sal. Está buenísimo.
  • Utiliza una bandeja de horno que sea un poco mayor a la pieza que vayas a cocinar. Así el pescado quedará bien estirado y se cocinará mejor.
  • Durante la cocción, no abras el horno ya que debe mantenerse a una temperatura constante.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla