Perfecto para tomar después de una comida especial, este postre, de origen anglosajón, es tan sabroso que tus comensales se lo comerán en un santiamén.

A la hora de hacer el crumble, nosotros te recomendamos que agregues unos copos de avena, pero también estará muy rico con copos de maíz. Y, si quieres que tenga más sabor, agrega trozos de chocolate negro o coco rallado.

Si la manzana es una de tus frutas preferidas, no te pierdas esta selección de Cocina Fácil:

Ingredientes paraCrumble de manzana y avena, postre fácil y saludable

  • 4 manzanas ecológicas
  • 150 gramos de harina de maíz ecológica
  • 100 gramos de aceite de girasol
  • 125 gramos de azúcar integral de caña
  • 40 gramos de copos de avena
  • 40 gramos de uvas pasas
  • piel de limón rallada
  • 1 Vaina de vainilla
  • canela en polvo
  • sal marina
  • crema de avena o de arroz

Cómo hacer crumble de manzana y avena, postre fácil y saludable

1. Ralla una manzana

Lava una de las manzanas, sécala y pásala por el rallador grueso. Añade unas gotas de limón para evitar que la manzana se oscurezca.

2. Calienta el azúcar

Haz un corte longitudinal a la vaina de vainilla y saca las semillas de su interior con cuidado. Calienta una sartén a fuego lento con dos cucharadas de azúcar. Agrega una cucharada de aceite de girasol, una pizca de canela y las semillas de la vainilla.

3. Agrega la manzana

Cuando el azúcar empiece a caramelizar, agrega la manzana rallada y rehoga todo unos 4 o 5 minutos. Pela y trocea las tres manzanas restantes y añádelas a la sartén junto con las pasas y la ralladura de limón. Rehoga un par de minutos más, apaga el fuego y reserva. Precalienta el horno a 180º.

3. Agrega la manzana

4. Elabora el crumble

En un bol grande, mezcla la harina de maíz, el resto del aceite de girasol, los copos de avena, el azúcar que queda y una pizca de canela. Mezcla todo amasando con la mano hasta que adquiera un aspecto de migas pequeñas.

5. Cuece en el horno

Coloca la manzana rehogada que has reservado en un recipiente apto para horno y reparte por encima la masa seca. Hornea unos 30 o 40 minutos a 180º, hasta que la superficie presente un aspecto dorado. Sirve tibio o frío, regado con una cantidad generosa de crema de avena o de arroz con una pizca de canela espolvoreada por encima.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla