¿Quieres preparar un plato sin complicaciones, pero con un sabor espectacular? Toma nota de la receta que te descubrimos hoy: una crema picante de zanahoria. Rica en vitaminas y minerales, esta crema contribuirá a hidratar tu organismo en cualquier época del año. Además, como no lleva nata en su elaboración, también te ayudará a mantener la línea. ¿A qué te apetece probarla?

Para que esta crema quede exquisita es fundamental cortar una cebolleta en juliana y pocharla, a fuego medio-bajo, hasta que quede bien caramelizada. Luego, una vez hecha, agrégala a la olla con las zanahorias y la calabaza. ¡Ya verás que sabor tan bueno aporta al plato! Una vez tengas la crema lista y triturada, solo te quedará decorarla con tiritas de beicon, unos trocitos de chile o de guindilla y unas gotitas de aceite picante. Será toda una delicia.

Versátiles y gustosas, con las zanahorias se pueden elaborar platos tan diversos como las sardinas al horno con patatas y zanahorias o la dorada con crujiente de zanahoria y arroz al azafrán. Y si deseas cocinar algo dulce, prueba el pastel de nueces y zanahorias.

Ingredientes paraCrema picante de zanahoria

  • 550 gramos de Zanahorias
  • 700 gramos de Calabaza
  • 1 Cebolleta
  • 100 gramos de Beicon
  • 1 Chile o 1 guindilla pequeños
  • Hierbas Aromáticas frescas
  • Aceite picante
  • Aceite De Oliva
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer crema picante de zanahoria

1. Pocha la cebolleta

Limpia la cebolleta, lávala, sécala y córtala en juliana. Calienta un fondo de aceite en una olla y póchala a fuego medio-bajo unos 20 minutos, para que se caramelice muy bien. Mientras, pela la calabaza, retira las semillas y corta la pulpa en dados.

1. Pocha la cebolleta

2. Cuece las zanahorias

Raspa las zanahorias, lávalas y trocéalas. Ponlas en una olla, cúbrelas con agua y cuécelas 10 minutos, desde que el agua empiece a hervir.

2. Cuece las zanahorias

3. Agrega la calabaza y la cebolleta

Agrega la calabaza y cuece 20 minutos más. Si ves que se evapora el agua, vierte algo más, previamente caliente. Añade la cebolleta pochada y deja que cueza todo junto otros 10 minutos. Comprueba si se ha consumido el agua de la cocción; si no, escurre y resérvala.

3. Agrega la calabaza y la cebolleta

4. Tritura las hortalizas

Coloca las hortalizas cocidas en el vaso de la batidora y tritúralas. Ve agregando, poco a poco, el agua de la cocción hasta darle a la crema el espesor deseado.

4. Tritura las hortalizas

5. Saltea el beicon

Corta el beicon en tiritas y saltéalo en una sartén con unas gotas de aceite hasta que quede dorado y crujiente.

5. Saltea el beicon

6. Rehoga el chile

Salpimiéntalo, retíralo y deja que escurra sobre papel de cocina. Trocea el chile o la guindilla y, en la misma sartén, rehógalo ligeramente hasta que quede blandito.

6. Rehoga el chile

7. Sirve la crema

Lava las hierbas aromáticas, sécalas y pícalas muy menudas. Sirve la crema caliente con el beicon crujiente, el chile o la guindilla, unas gotitas del aceite picante y las hierbas aromáticas.

7. Sirve la crema

Ideas para decorar la crema picante de zanahoria

  • En lugar del beicon, opta por unas virutas de jamón serrano o ibérico.
  • Los frutos secos darán un toque crujiente a la crema. Puedes usar almendras, avellanas, nueces o piñones. También puedes agregar unas pipas de girasol o de calabaza
  • Si tienes pan seco en casa, aprovecha para hacer unos tropezones. Córtalo en daditos y dóralos en una sartén con unas gotas de aceite. Antes de ponerlos sobre la crema, déjalos escurrir.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla