Si buscas un postre perfecto para poner el broche de oro a una comida especial, esta crema montañesa con orujo es una buenísima elección. Su textura ligera y cremosa, el delicioso sabor que le proporciona el licor, la esponjosidad de los sobaos pasiegos que lleva en la base y el toque final del caramelo, hará las delicias del paladar más exigente.

Su sencillez y rapidez de elaboración acabará por decidirte a prepararla, solo debes tener en cuenta que necesita un tiempo de enfriado en la nevera. Reparte los sobaos troceados en los recipientes de servir y prepara la crema, calienta la nata, la leche y el orujo, bate los huevos con el azúcar, mezcla las dos preparaciones y cuece al baño maría hasta que espese. Reparte la crema por encima de los sobaos y a la nevera. Añade el caramelo en el momento de servir.

Los postres cremosos siempre son un éxito entre los comensales. Prueba también esta crema de limón con galletas, esta crema inglesa con helado de turrón o esta crema de chocolate a la vainilla.

 

 

 

Ingredientes paraCrema montañesa con orujo

  • 500 mililitros de nata líquida
  • 400 mililitros de leche
  • 40 mililitros de orujo
  • 8 huevos
  • 250 gramos de azúcar
  • 4 sobaos pasiegos
  • 300 gramos de azúcar para el caramelo
  • ½ limón

Cómo hacer crema montañesa con orujo

1. Prepara la crema

Vierte la nata, la leche y el orujo en una cazuela y remueve. Calienta a fuego suave y, antes de que rompa el hervor, retírala. Casca los huevos en un cuenco, añade el azúcar y bate con varillas hasta que blanqueen y doblen su volumen. Incorpora la mezcla de orujo y leche.

1. Prepara la crema

2. Cuece al baño maría

Corta los sobaos en trozos y repártelos en vasitos o en cuencos. Rellena con la crema preparada y cuece al baño María, en el horno precalentado a 120º, durante 40 minutos. Retira, espera a que se enfríen y reserva en la nevera.

2. Cuece al baño maría

3. Prepara el caramelo

Pon una sartén antiadherente al fuego con 300 ml de agua, unas gotas de zumo de limón y el azúcar, y cuece, a fuego lento, hasta obtener un caramelo dorado. Saca los vasitos de crema de la nevera, riega con este caramelo y sírvelos.

3. Prepara el caramelo

Trucos para una crema montañesa con orujo perfecta

  • El caramelo debe retirarse del fuego en seguida evitando que se queme, ya que le daría un sabor amargo muy desagradable.
  • A la hora de batir los huevos con el azúcar, es mejor utilizar unas varillas eléctricas que le dan mayor esponjosidad.
  • ¿Prefieres el sabor de otro licor? Quedará perfecta con crema de whisky, con licor de naranja, licor de café...

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla