Joaquín Sabina nació en Úbeda (Jaén), pero vive en Madrid desde los 29 años. No es de extrañar, pues, que su plato favorito sea una especialidad castiza. Afortunadamente, es un plato fácil de hacer que hoy en día se puede degustar en toda España, así que cuando empiece su nueva gira de conciertos, "Lo niego todo", en abril de 2023, podrá comerlo siempre que lo desee.

También es un plato perfecto para homenajear al artista después de ver el documental biográfico "Sintiéndolo mucho", que su gran amigo, el cineasta Fernando León, ha grabado a lo largo de 13 años y que retrata la faceta más personal e íntima de Joaquín Sabina. El film se preestrenó en el Festival de San Sebastián y se puede ver en cines desde el 17 de noviembre.

El cantautor reconocía que los huevos rotos son su receta favorita en una entrevista:

"¿Cuál es tu plato preferido?"

"Huevos revueltos caseros marca Lucio y un buen Rioja acompañando"

No es el único famoso que ha caído rendido ante el que es, seguramente, el plato más famoso de Casa Lucio (Cava Baja, 35, Madrid). Will Smith, Tommy Lee Jones, Tom Cruise, Pierce Brosnan, Isabella Rossellini, Chayanne... son algunas celebrities que han disfrutado con la receta de Lucio Blázquez. Una receta sencilla pero sabrosísima, que se puede tomar por 13,90 € en el mítico restaurante... o preparar en casa por muchísimo menos.

Lucio Blázquez ha dicho en varias ocasiones que para preparar los huevos rotos al estilo Lucio es muy importante la materia prima, en su caso patata galleta, huevos de Ávila y aceite de oliva extra virgen de Jaén.

Cómo preparar los huevos rotos al estilo Lucio que le encantan a Joaquín Sabina

Receta huevos rotos al estilo Lucio
Para 2 personas
Ingredientes
  • 2 patatas (gallegas)
  • 4 huevos (de Ávila)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
Paso a paso
  1. Fríe las patatas

    Pela las patatas y córtalas en bastones. Lávalas, sécalas con papel absorbente y fríelas en una sartén con abundante aceite de oliva a fuego medio, hasta que estén tiernas. Según el propio Lucio, las patatas no deben quedar tostadas, porque así absorben mejor la yema líquida de los huevos. Cuando las patatas ya estén fritas, pásalas a un plato con papel absorbente para escurrir el exceso de aceite y sálalas a tu gusto.

    freír patatas
  2. Fríe los huevos

    En el mismo aceite donde has frito las patatas, fríe los huevos, de uno en uno. Espera a que el aceite esté bien caliente (justo antes de que empiece a humear) y casca los huevos primero en un bol y luego pásalos al aceite. La clara debe quedar hecha, pero la yema líquida.

    Freír huevo
  3. Monta el plato

    Reparte las patatas fritas en dos platos y pon dos huevos fritos encima. Sala los huevos a tu gusto.

  4. Sirve y rompe los huevos

    Ya en la mesa, rompe los huevos con un par de cucharas, para que la yema líquida bañe las patatas. Lo ideal es no romper las patatas, por eso se usa una cuchara en lugar de un cuchillo.

Cómo personalizar los huevos rotos de Casa Lucio

Patatas y huevos son los ingredientes estrella del plato preferido de Joaquín Sabina, pero puedes incluir otros ingredientes que harán que tus huevos estrellados sean aún más sabrosos.