A todo el mundo le gusta el pan. Más o menos, hasta el punto de ser imprescindible en sus comidas, pero a todo el mundo le gusta. Y es fácil que así sea porque hay tantos tipos distintos de pan que seguro que hay alguno que se adapta a tus gustos.

Con más o menos miga, con una corteza más suave o más crujiente... y es que el pan está presente en casi todas las culturas del mundo.

Es un alimento sencillo de preparar, bastan unos pocos ingredientes tan fáciles de encontrar como la harina o el agua, la levadura en algunos casos y la sal e incluso se puede hacer en casa.

Después hay que ponerle un poco de mimo a la hora de amasar, dejarlo reposar y, por último, cocinarlo en el horno hasta que tenga el punto exacto.

¿Cuál es el mejor pan del mundo?

Elegir el mejor pan del mundo es algo complicadísimo. Probablemente, la baguette sea la más famosa pero dependiendo de a quién le preguntes la respuesta puede variar bastante.

Desde los panes de hogaza de pueblo a versiones más sofisticadas, cada persona tiene su propio favorito y es justo ahí donde reside la riqueza de un alimento tan básico como el pan: en que hay variedades para todos.

¿Cuántos tipos de pan hay en el mundo?

Hay tantos que resultaría difícil dar una cifra concreta, además, cada día se crean nuevos panes dispuestos a hacerse un hueco entre los mejores.

Actualmente, se tienen unos conocimientos técnicos y científicos que permiten controlar todo el proceso de elaboración de estos nuevos panes al milímetro y crear así nuevas variedades cada vez más deliciosas.

Se calcula que existen entre 90 y 100 variedades reconocidas en todo el mundo. Casi siempre se tiene en cuenta el tipo de cereal que se utiliza para elaborarlo aunque el más común es el trigo.

¿Dónde se hace el mejor pan del mundo?

Si tuviéramos que dar una respuesta rápida probablemente a todos nos saldría decir que el mejor pan del mundo se hace en Francia, al menos el más famoso.

Nuestro país vecino ha conseguido hacer del pan un auténtico manjar. Sin embargo, como para casi todo, también hay un certamen internacional que elige al mejor panadero del mundo y por tanto suyo es el mejor pan que existe actualmente.

Pues en 2021, Domi Vélez, un panadero de Lebrija (Sevilla) fue nombrado como el mejor panadero del mundo por la Unión Internacional de Panaderos y Pasteleros.

Su panadería, El Horno de Vélez, hace panes clásicos como la baguette pero también otros más modernos e innovadores con los ingredientes de moda, con kimchi o flor de guisante mariposa.

No contento con eso, también es capaz de reconstruir recetas de panes muy antiguos como los que se tomaban durante el Imperio Romano. Así que, de momento y hasta que se celebre un nuevo certamen en 2022, el mejor pan del mundo se come en Sevilla.

En uno de sus famosos vídeos, el canal de Youtube Las Recetas de MJ nos deja una recopilación de las recetas de los 10 mejores panes del mundo entero.

Los 10 mejores panes del mundo (y su receta en vídeo)

  1. Hot Dog Buns estadounidenses. Los bollos de perrito caliente de Nueva Inglaterra son uno de los panes más famosos de Estados Unidos. Tienen aspecto y consistencia de bollo y se utilizan sobre todo para preparar bocadillos.
  2. Baguette francesa. Una barra de pan fina y alargada que se encuentra entre los panes internaciones de mayor consumo en todo el mundo. Una buena baguette debe elaborarse siguiendo la receta original y llevar tan solo agua, harina, masa madre, levadura y sal.
  3. Pumpernickel alemán. Es un tipo de pan de centeno originario de la zona de Westfalia que se elabora con este tipo de cereal poco molido y se cuece lentamente con vapor.
  4. Pan de queso brasileño. También conocido como chipá, este pan se caracteriza por tener forma de bola y una buena cantidad de queso. Son crujientes por fuera pero muy suaves por dentro.
  5. Pan francés peruano. Se trata de unos bollitos tiernos, con miga densa y que llevan azúcar y mantequilla. Su origen no está del todo claro pero lo que si parece evidente es que, como tantos otros, es fruto de las migraciones.
  6. Pan chino al vapor. También llamado Baozi o Mantou, es un pan muy blandito y dulce, se puede comer simplemente cocido o también frito después.
  7. Lavash armenio. Pocos habrán probado esta variedad de pan, una de las más antiguas del mundo y cuya receta es patrimonio cultural inmaterial por la UNESCO. Es un pan muy delgado, casi como una tortita de trigo, que solo lleva harina y agua. Se cuece en las paredes de un horno tradicional de barro y se suele comer envolviendo otros alimentos como la carne o el queso.
  8. Bagels polacos. El pan de bagel se ha popularizado en Estados Unidos, sobre todo en sus brunch o como desayuno, pero su origen se encuentra en Polonia, donde era típico regalarlo a las embarazadas.
  9. Pan de pita griego. Aunque se cree que es un tipo de pan que ha evolucionado desde los que se preparaban en el antiguo Egipto, se ha hecho muy popular en todo el mundo. Es plano, con una corteza suave y poca miga.
  10. Papadum indio. En India también hay mucha variedad de panes, desde el naan al chapati pero el papadum se suele llevar la palma. Se trata de unas obleas crujietes que se suelen servir como aperitivo con salsas para mojar.