Paisana, campera, campesina... Se llama así a la tortilla de patata tradicional enriquecida con otras verduras y, en ocasiones, también con chorizo o jamón serrano. Todo depende de tu gusto. Lo más habitual es agregar pimientos y calabacín, como en este caso. Pero, según la temporada, se puede hacer con berenjena, espárragos, habas, guisantes, ajetes... o lo que tengas para gastar en la nevera.

Es lo bueno de un plato tan versátil como la tortilla, que admite casi cualquier tipo de ingrediente. El queso, por ejemplo, es también un buen candidato para combinarlo con verduras, especialmente con aquellas de sabor más suave como es el calabacín. Puedes rallar el queso y mezclarlo con el huevo batido o cortarlo en pedazos muy finos y agregarlo junto a la verdura.

Y es que, una de las particularidades de esta tortilla es que se prepara por capas. Primero se pone en la sartén la mitad del huevo, luego se añaden las patatas, después el pimiento y por último el calabacín seguido del resto del huevo. Ya solo queda dar la vuelta a la tortilla para cuajarla por el otro lado y listo. Un plato sencillo y nutritivo que seguro que gustará a toda la familia.

Ingredientes paraTortilla campera con calabacín

  • 7 Huevos
  • 3 Patatas
  • 2 Calabacines medianos
  • 3 Pimientos Del Piquillo
  • 1 Cebolleta
  • Aceite
  • Pimienta
  • Sal

Cómo hacer tortilla campera con calabacín

1. Fríe las patatas

Pocha las patatas. Pela, lava y seca las patatas, córtalas en rodajas y fríelas en una sartén con abundante aceite a fuego lento. Cuando estén blandas y empiecen a dorarse, sácalas del aceite y ponlas en un colador para que escurran bien y sálalas ligeramente. Limpia y corta la cebolla en juliana; póchala en el mismo aceite hasta que esté tierna, escúrrela bien y mézclala con la patata.

1. Fríe las patatas

2. Cocina los calabacines

Lava los los calabacines, sécalos y córtalos en rodajas finas. Retira casi todo el aceite de la sartén, deja como 1 cucharada y añade las rodajas de calabacín; cúbrelas con medio dedo de agua y cuécelas a fuego fuerte. Cuando los calabacines estén blandos, escúrrelos y sala ligeramente.

2. Cocina los calabacines

3. Cuaja la tortilla

Escurre y limpia los pimientos del piquillo y pártelos por la mitad. Casca los huevos en un cuenco, salpimiéntalos y bátelos. Calienta una sartén con 1 cucharada de aceite, vierte la mitad del huevo y, rápidamente, reparte las patatas con la cebolla, luego, el pimiento y, encima, el calabacín; vierte el resto del huevo. Mueve la sartén para que la tortilla no se pegue  y cuaja a fuego medio; dale la vuelta y hazla por el otro lado. Sirve enseguida.

3. Cuaja la tortilla

El truco

Sírvela con Salsa Brava en un cuenco a parte.

Consejos:

  • Para conseguir un mejor resultado, corta el calabacín con una mandolina. Si no tienes siempre puedes usar un cuchillo bien afilado pero un truco para ir más rápido que también funciona es cortarlas con un pelador.
  • Puedes personalizar esta tortilla al gusto, el único requisito es mezclar las patatas con cualquier otro tipo verdura que tengas en la despensa o esté de temporada.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla