Sopa clásica de cebolla gratinada al horno

Esta deliciosa sopa de cebolla gratinada al horno lleva pan, queso gruyer, caldo de carne, ajo y cebolla. Se gratina hasta que el queso quede crujiente.

PASO A PASO PARA REALIZAR SOPA CLÁSICA DE CEBOLLA GRATINADA AL HORNO: RESULTADO FINAL.
Jani Paasikoski
4 personas
60 min
83 Cal

5

(2 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Invierno

Técnica:

Hervido

Tipo Plato:

Primeros platos y entrantes

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Calentita, muy reconfortante y con un sabor exquisito, la sopa de cebolla es uno de esos platos de cuchara que, cuando empieza a hacer frío, triunfa en todas las mesas. Muy fácil de realizar y económica, esta sopa es perfecta para servir como entrante en una cena informal con la familia o los amigos. Está tan rica, que van a dejar el plato limpio.

Para que la sopa quede muy sabrosa es importante que cebolla quede bien blandita, pero sin que llegue a quemarse. No tengas prisa en cocinarla y verás que bien te queda. Colócala en una cacerola, con aceite, dos ajos picaditos y unas ramitas de tomillo, y cuécela a fuego lento para que sus azúcares se vayan liberando y quede caramelizada. Una vez bien pochadita, agrega el caldo de carne y continua la cocción hasta que la sopa esté lista. El delicado olor que emanará de la cocina, atraerá a todos los comensales.

Si te gustan las sopas y siempre estás buscando ideas para inspirarte, no te pierdas la sopa de tomate extremeña, la sopa juliana o la sopa de pollo casera con fideos y huevo duro.

Ingredientes paraSopa clásica de cebolla gratinada al horno

  • 4 Cebollas
  • 2 Dientes De Ajo
  • 2 ramitas de Tomillo
  • 1 litro de Caldo De Carne
  • 100 gramos de Queso Gruyer
  • ½ barra de Pan
  • Sal
  • Pimienta Negra en grano
  • Aceite De Oliva

Cómo hacer sopa clásica de cebolla gratinada al horno

1. Rehoga las cebollas y los ajos

Pela y corta en juliana las cebollas. Lava los ajos, sécalos y aplástalos ligeramente. Lava y seca el tomillo. Rehoga todo junto en una cacerola con 2 cucharadas de aceite, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera, durante 20 minutos o hasta que la cebolla se caramelice.

1. Rehoga las cebollas y los ajos

2. Añade el caldo de carne

Vierte entonces el caldo de carne, remueve para que se mezcle todo bien y deja cocer a fuego muy lento durante 30 minutos. Sazona y espolvorea pimienta negra recién molida. 

2. Añade el caldo de carne

3. Tuesta el pan

Corta 4 rebanadas de pan gruesas y tuéstalas en el horno precalentado a 200º.

3. Tuesta el pan

4. Reparte en cuencos

Reparte la sopa en cuencos individuales aptos para horno. Coloca 2 tostadas en cada uno y espolvorea con el gruyer rallado. 

4. Reparte en cuencos

5. Deja dorar en el horno

Introduce en el horno, con la función grill y a una temperatura de 220º, hasta que el queso se dore y quede crujiente. Retira y sirve enseguida, bien caliente.

5. Deja dorar en el horno

Ideas y trucos para la sopa clásica de cebolla gratinada al horno

  • Esta receta se puede preparar con cualquier tipo de cebolla, pero si escoges la dulce, el resultado será espectacular ya que queda más suave y melosa.
  • Sustituye el queso gruyer rallado por otro que te guste más. Por ejemplo, puedes optar por un emmental o unas rodajas de queso de cabra. Colócalas sobre las rebanadas de pan tostado y gratina.
  • Antes de verter el caldo de carne, añade medio vasito de vino blanco o de brandy. Sube un poco del fuego para que se evapore el alcohol.
  • En lugar de caldo de carne, puedes utilizar un caldo de verduras.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?