Originaria de la zona de Tarragona, concretamente del barrio del Serrallo, aunque hoy en día se ha extendido por toda Cataluña, la salsa romesco es todo un lujo para el paladar. Versátil y con una textura y un sabor muy característicos, está salsa es imprescindible para mojar en los exquisitos calçots y queda de fábula con pescados, mariscos, carnes y verduras a la parrilla. Además, también se suele utilizar para dar más consistencia a los guisos o romescadas de pescado. 

Para que quede perfecta, elige siempre ingredientes de calidad. Procura que los tomates estén bien maduros, que el pimiento seco se haya hidratado bien, que los frutos secos tengan su punto perfecto de tostado… Respecto al aceite de oliva, si puede ser que sea con un aceite virgen extra. Notarás la diferencia. Una vez tengas todos los ingredientes preparados, empieza a majarlos en el mortero, o en una batidora de mano, y vierte el aceite hasta conseguir que la salsa queda ligada y homogénea. 

Si quieres descubrir otras salsas tradicionales, echa un vistazo a la salsa de tomate casera, a la salsa pesto o la mayonesa.

Ingredientes paraSalsa romesco

  • 150 gramos de Almendras tostadas
  • 125 gramos de Avellanas tostadas
  • 2 rebanadas de Pan tostado
  • 1 Cabeza De Ajos
  • 5 Tomates maduros
  • 2 Pimientos Secos (ñoras o pimientos choriceros)
  • 30 mililitros de Vinagre De Vino
  • 100 mililitros de Aceite De Oliva
  • Sal

Cómo hacer salsa romesco

1. Asa los ajos y los tomates

Coloca la cabeza de ajos y los tomates enteros en el horno precalentado a 200° o a la brasa, y ásalos durante 30 minutos.

1. Asa los ajos y los tomates

2. Hidrata los pimientos secos

Abre los pimientos secos por la mitad e introdúcelos en agua tibia durante 30 minutos.

2. Hidrata los pimientos secos

3. Prepara la picada

Introduce las almendras, las avellanas, el pan tostado, los ajos pelados y los tomates en el vaso de un robot o en un mortero y pícalos bien.

3. Prepara la picada

4. Agrega la pulpa de los pimientos

Escurre los pimientos, retira la pulpa y añádela a la mezcla anterior. Incorpora también el aceite y el vinagre y sigue triturando hasta obtener una pasta untuosa. Condimenta con sal al gusto. Sirve a temperatura ambiente.

4. Agrega la pulpa de los pimientos

Consejos y variantes para la salsa romesco

  • Si la salsa te queda muy espesa, puedes agregar un poquito más de aceite de oliva.
  • Puedes aportar tu toque personal a la salsa, añadiendo una ramita de perejil, una guindilla o pimentón picante al majado.
  • Para una versión más rápida, asa los tomates y los ajos en el microondas. Haz unos cortes en forma de cruz en la base de los tomates y corta la parte superior de los ajos para que no exploten. Luego, déjalos 3-4 minutos o hasta que estén blanditos.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla