CARNES

Pollo en cocotte con cebollitas y panceta

Personas:
4
Tiempo:
145 min
Calorías:
237 Cal
paso_a_paso_para_realizar_pollo_en_cocotte_con_cebollitas_y_panceta_resultado_final

Ingredientes para Pollo en cocotte con cebollitas y panceta

  • 1 pollo entero
  • 20 cebollitas perla
  • 250 g panceta curada
  • 500 g patatas pequeñas
  • 2 hojas laurel
  • 2 ramitas tomillo
  • 2 ramitas romero
  • 100 g mantequilla
  • sal
  • pimienta
Dieta: Mediterránea
Temporada: Todo el año
Técnica: Horno
Tipo Plato: Segundos platos y platos principales
Precio: € €
Dificultad: Fácil
¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
2 (26 votos)

Cómo hacer Pollo en cocotte con cebollitas y panceta

blank

Paso 1

Limpia el interior del pollo y chamúscalo sobre la llama para retirar el resto de plumas. Salpimiéntalo por dentro y por fuera, y rellénalo con las hierbas aromáticas. Átalo con hilo de cocina, sujetando las patas y las alas al cuerpo para que no se abran durante la cocción.

blank

Paso 2

Escalda las cebollitas unos segundos en agua hirviendo, escúrrelas, deja que se entibien un poco y pélalas. Corta la panceta en tiras finas. Pela las patatas procurando que no pierdan la forma redondeada.

blank

Paso 3

Calienta la mitad de la mantequilla en una cocotte grande, introduce el pollo y dóralo bien, por todas partes, dándole la vuelta.

blank

Paso 4

En una sartén aparte, dora la panceta con la otra mitad de la mantequilla. Añade las cebollitas y las patatas, y rehógalas durante 10 minutos, removiendo.

blank

Paso 5

Incorpora todo el contenido de la sartén a la cocotte con el pollo, tápala (con una tapa o con un trozo de papel de aluminio) e introdúcela en el horno, precalentado a 120°. Deja cocer durante 2 horas.

blank

Paso 6

Sube la temperatura del horno a 225°, destapa la cocotte y continúa la cocción durante 5 minutos, aproximadamente, para que el pollo se dore. Retira del horno y deja reposar unos minutos. Sírvelo bien caliente, cortado en cuartos.

El truco:
Te quedará más sabroso si rellenas el pollo el día anterior y lo dejas marinar en la nevera con aceite y vino blanco, o un chorrito de jerez, dándole la vuelta de vez en cuando.
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?