Pechugas de pollo al limón con vino blanco

Estas pechugas de pollo al limón son un plato económico, rápido y sencillo, pero lleno de sabor gracias a la salsita de limón, orégano y vino blanco.

PASO A PASO PARA REALIZAR PECHUGAS DE POLLO AL LIMÓN CON VINO BLANCO: RESULTADO FINAL.
Jani Paasikoski
4 personas
45 min

4

(89 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Técnica mixta

Tipo Plato:

Segundos platos y platos principales

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

En el día a día, apetece cocinar platos que no nos lleven mucho tiempo, pero que al mismo tiempo puedan ser ligeros y sabrosos. Estas pechugas de pollo al limón son ideales para esas ocasiones en las que necesitamos algo sencillo y rápido de preparar. Las  pechugas quedan muy jugosas gracias a la salsa que las acompaña. Se prepara a base de zumo de limón, su ralladura para darle más intensidad al sabor, y vino blanco.

Corta las pechugas en dados gruesos, si los haces demasiado finos quedarán mucho más secas, y tienen que quedar bien jugosas. Si lo prefieres, puedes cortarlas también a medallones de unos 2 cm cada uno. Procura también no dorarlos en exceso, ten en cuenta que una vez pasados por la sartén, cocerán unos minutos con la salsita de limón.

Acompaña este plato con una buena ensalada y tendrás un menú muy completo y ligero. Prueba la ensalada de queso feta, tomate, pepino y pimiento, esta original ensalada en vaso, o esta ensalada de aguacate y tomate. ¡Son ideales!

Ingredientes paraPechugas de pollo al limón con vino blanco

  • 4 Pechugas De Pollo deshuesadas
  • 1 Limón
  • 1 Cebolla
  • 2 Dientes De Ajo
  • 400 mililitros de Caldo De Pollo
  • 200 mililitros de Vino Blanco
  • 50 gramos de Harina
  • 2 ramitas de Orégano
  • Aceite De Oliva
  • Pimienta 5 Bayas
  • Sal

Cómo hacer pechugas de pollo al limón con vino blanco

1. Ralla el limón

Lavar el limón, secarlo bien y rallar la corteza con un rallador fino, evitando la parte blanca porque amarga. Cortar después el limón por la mitad, exprimir el zumo y colarlo. 

1. Ralla el limón

2. Pica la cebolla

Pela los dientes de ajo y la cebolla. Pica el ajo y corta la cebolla en trozos no muy grandes. Lava un par de ramitas de orégano, sécalas y pica. Reserva.

2. Pica la cebolla

3. Dora el pollo

Limpia las pechugas de pollo, retirando la piel, la grasa y los posibles huesecillos, y córtalas en dados regulares. Salpimenta y enharina ligeramente. Calienta dos cucharadas de aceite en una sartén, agrega los dados de pollo y dora de manera uniforme, a fuego fuerte.

3. Dora el pollo

4. Cuece el guiso

Añadi la cebolla y el ajo picado y rehoga 2 minutos. Incorpora la ralladura de limón, el zumo y el vino. Deja reducir hasta la mitad y añade el caldo. Guisa 10 minutos a fuego medio, pon a punto de sal y pimienta, y espolvorea con un poco de orégano.

4. Cuece el guiso

Variantes de las pechugas al limón

  • Para darles aún más sabor, puedes marinar previamente las pechugas. Córtalas en dados como indica la receta y colócalas en una bolsa de congelados. Añade un poco de aceite de oliva, un chorrito de zumo de limón, sal, pimienta y unas hojitas de orégano. Deja un tiempo en la nevera y prepara siguiendo la receta.
  • Si lo prefieres, puedes preparar la receta con muslos de pollo. Retira la piel, deshuesa y corta en trozos no muy pequeños.
  • Puedes añadir alguna hierba aromática más, como el tomillo, el romero, el tomillo limón...
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?