Gazpacho manchego con tortas cenceñas, un guiso de pollo y conejo

Hoy viajamos hasta Castilla-La Mancha para mostrarte el delicioso gazpacho manchego. No tiene nada que ver con el gazpacho andaluz líquido, mira cómo es...

Jani Paasikoski

Gazpacho manchego

Gazpacho manchego, un guiso contundente y riquísimo.

Cocina Fácil
4 personas
75 min
402 Cal

3

(2 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Guisado

Tipo Plato:

Segundos platos y platos principales

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Sin lactosa
Sin huevo

Receta tradicional que tomaban los pastores y cazadores antiguamente para sobrellevar sus trabajos en el campo, el gazpacho manchegose solía preparar con perdices y conejos de campo, pero hoy en día, se elabora con carnes más habituales en las cocinas como el pollo y el conejo de granja.

Este gazpacho manchego se remonta a la época romana, era (y es) un plato caliente hecho en un caldero con un pan de torta similar al que se usa hoy. Solo al cabo de los siglos se denominó gazpacho a la sopa fría con pan de la que deriva el gazpacho andaluz, que conocemos hoy todos.

Uno de los ingredientes más característicos de los gazpachos manchegos son las cenceñas, unas tortas finas de pan ácimo (sin levadura). Para que no se deshagan al mezclarlas con el caldito del guiso, hay que incorporarlas al final de la cocción.

Ingredientes para Gazpacho manchego con tortas cenceñas, un guiso de pollo y conejo

  • ½ conejo
  • 2 muslos de pollo
  • 3 dientes de ajo
  • ½ pimiento rojo
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 cebolla
  • 100 mililitros de vino blanco
  • 1 Cucharada de pimentón
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • 200 gramos de tortas cenceñas
  • 1 Ramita de perejil
  • 1 Hoja de laurel
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta

1. Dora las carnes

Trocea el conejo y los muslitos de pollo y lávalos. Aplasta 2 ajos. Pon al fuego una olla grande con un hilo de aceite; añade los ajos y las carnes, y rehoga, removiendo, hasta que se doren por todos los lados.

2. Cuécelas con agua y laurel

Cubre las carnes con agua, añade la hoja de laurel lavada y deja cocer 45 minutos, hasta que estén tiernas. Escurre el pollo y el conejo, desmenuza las carnes y cuela el caldo.

3. Corta las verduras

Limpia y lava los pimientos, y pela la cebolla. Pícalos y rehógalos en una cazuela con un poco de aceite, hasta que la cebolla esté casi transparente.

3. Corta las verduras

4. Prepara un majado

Mientras, prepara un majado machacando en el mortero el ajo restante pelado, el perejil, lavado y picado menudo, y el vino. Añade este majado a la cazuela con las verduras y rehoga hasta que se evapore el alcohol.

5. Agrega el pimentón

Fuera del fuego, agrega el pimentón y la salsa de tomate, y mezcla bien. Vuelve a poner la cazuela al fuego e incorpora las carnes desmenuzadas y el caldo.

6. Agrega las tortas cenceñas

Prosigue la cocción hasta que el caldo se haya reducido a la mitad. Salpimienta ligeramente, agrega las tortas cenceñas y cocina durante un par de minutos más. Sirve el guiso recién hecho para evitar que las tortas pierdan su textura.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla