BOCADILLOS Y CANAPÉS

Croquetas de carne de cocido

Si te ha quedado carne del cocido, transfórmala en unas deliciosas croquetas. Con su cebolleta, una pizca de nuez moscada y una bechamel espesita que lo una todo.

Unidades: 30 Tiempo: 80 min

paso_a_paso_para_realizar_croquetas_de_carne_de_cocido_resultado_final

Ingredientes para Croquetas de carne de cocido

  • 250 g restos de carne de cocido
  • 1 cebolleta
  • 70 g mantequilla
  • 50 g harina
  • 300 ml leche
  • pizca nuez moscada molida
  • pimienta negra
  • sal
  • Para el rebozado
  • harina
  • 2 huevos
  • pan rallado casero
  • aceite de oliva virgen extra

Dieta: Mediterránea

Temporada: Todo el año

Técnica: Fritura

Tipo Plato: Aperitivos y tapas

Precio: € €

Dificultad: Media

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
5 (10 votos)

Cómo hacer Croquetas de carne de cocido

blank

Paso 1

Desmiga y pica la carne de cocido, y resérvala. Pela y pica la cebolleta igualmente. En una sartén, funde la mantequilla a fuego suave. Agrega la cebolla, remueve y cocina sin subir el fuego durante 5 minutos aproximadamente, hasta que la cebolleta quede bien pochada.

blank

Paso 2

Incorpora la harina, y cocínala bien, removiendo durante un par de minutos para que no sepa a crudo. Ve agregando poco a poco la leche sin dejar de remover para que no se formen grumos.

blank

Paso 3

Cuando hayas añadido la mitad de la harina, incorpora la carne. Mézclala bien para que se integre con la bechamel, y agrega la leche que quedaba. Sigue cocinando hasta que haya espesado. Sazona con sal, pimienta y nuez moscada, y remueve para que se integre todo.

blank

Paso 4

Pasa la masa resultante a un recipiente y cúbrela con papel film pegado a la masa. Deja que se enfríe a temperatura ambiente y, después, déjala reposar en la nevera durante unas 4 horas como mínimo.

blank

Paso 5

Coloca la masa en una manga pastelera. Con su ayuda, realiza unos cilindros uniformes que, luego, puedes cortar en partes proporcionales y, así, tener unas croquetas del mismo tamaño.

blank

Paso 6

Dales la forma deseada y pásalas por harina, huevo batido y pan rallado. Fríelas por tandas en abundante aceite bien caliente y déjalas sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

El truco:

En vez de freírlas, puedes hornearlas y quedarán más ligeras y con menos grasas.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?