VERDURAS

Cogollos gratinados con jamón

Te sorprenderá lo rico que está este plato tan sencillo que seguro que no se te ha ocurrido preparar nunca... Son unos cogollos de lechuga (o de Tudela), con bechamel por encima, una loncha de jamón y gratinado con queso.

Personas: 4 Tiempo: 30 min

Cogollos gratinados con jamón

Ingredientes para Cogollos gratinados con jamón

  • 4 cogollos de lechuga
  • 100 gramos de queso rallado
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • ¼ litro de leche
  • 40 gramos de harina
  • 40 gramos de mantequilla
  • sal
  • nuez moscada

Dieta: Mediterránea

Temporada: Todo el año

Técnica: Hervido

Tipo Plato: Primeros platos y entrantes

Precio: € €

Dificultad: Fácil

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
5 (5 votos)

Actualizado a

Hubo un tiempo en que los cogollos de Tudela, con anchoas y en ensalada, eran un plato recurrente en las mesas festivas. Estos pequeños tesoros que se crían en el municipio de Tudela en Navarra y en la Ribera del Ebro son de menor tamaño que la lechuga romana, de hojas más prietas y un sabor más fuerte.
Además de la típica forma en ensalada pueden consumirse también gratinados, como te proponemos, con un resultado espectacular de sabor.

Antes del gratinado, partimos los cogollos por la mitad y los escaldamos unos minutos en agua salada. Mientras, hay que preparar una bechamel clásica y espesita, con su toque de nuez moscada, porque cubriremos con ella los cogollos. Luego solo nos queda poner el jamón (si es ibérico mejor aún que serrano....) y el queso rallado por encima, antes de gratinarlos al horno. ¿A qué tiene buena pinta?

Otras formas ingeniosas de tomar los cogollos son en ensalada con cigalas y puré de trufa o con ajo frito, atún y pimiento morrón.

 

Cómo hacer Cogollos gratinados con jamón

1. Haz la bechamel

1. Haz la bechamel

Para hacer la bechamel, pon la mantequilla en un cazo a fuego medio hasta que se funda, añade la harina y remueve 1 minuto. Agrega la leche hirviendo poco a poco sin dejar de remover para evitar grumos. Echa media cucharadita de sal y una pizca de nuez moscada y remueve hasta que espese. Reserva.

2. Escalda los cogollos

2. Escalda los cogollos

Lava y corta los cogollos por la mitad y escáldalos 3 minutos en agua hirviendo con sal. Deja enfriar, escurre y seca con papel absorbente.

3. Gratina con jamón y queso

3. Gratina con jamón y queso

Pon encima de cada cogollo una loncha de jamón serrano, cubrélos con la salsa bechamel y espolvorea queso rallado. Gratina y sirve bien calientes.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?