Si te gustan las tartas de queso y el tiramisú, estás de enhorabuena porque en esta tarta de queso, chocolate y café se combinan elementos de estos dos postres tan apreciados. Es como unir el postre más famoso de Estados Unidos con el postre más popular de Italia en una única preparación... y el resultado no puede ser mejor.

Además, como la tarta de queso, chocolate y café es una tarta de queso sin horno, no tiene ninguna complicación. ¡Ya verás qué fácil! Solo se trata de respetar bien los tiempos de enfriado para que las diferentes capas cojan cuerpo y consistencia.

Ingredientes paraTarta de queso con chocolate sin horno (para amantes del tiramisú)

  • 150 gramos de Galletas Digestive
  • 10 gramos de Cacao En Polvo puro
  • 40 gramos de Mantequilla
  • 300 gramos de Chocolate Negro de postre
  • 150 mililitros de Nata Para Montar
  • 50 mililitros de Café
  • 150 gramos de Queso Blanco Para Untar
  • 100 gramos de Nata Para Montar
  • 25 gramos de Azúcar Glas
  • Para decorar
  • 50 gramos de Cacao En Polvo
  • 50 gramos de Chocolate para postres

Cómo hacer tarta de queso con chocolate sin horno (para amantes del tiramisú)

1. Prepara el molde

Cubre la base de un molde, de unos 20-22 cm, con papel sulfurizado para que la tarta no se pegue. Tritura las galletas y mézclalas bien con la mantequilla fundida y los 10 g de cacao en polvo.

1. Prepara el molde

2. Reparte la masa

Vierte la masa en el molde, repártela de forma uniforme y presiónala un poco para que quede compacta. Refrigera media hora.

2. Reparte la masa

3. Prepara la capa de chocolate

Para la primera capa de chocolate, pon a hervir la los 150 ml de nata en un cazo y, justo cuando empiece a hervir, añade el chocolate negro troceado junto con el café.

3. Prepara la capa de chocolate

4. Remueve y refrigera

Remueve hasta que esté incorporado y sea cremoso. Deja templar. Vierte encima de la base y refrigera un mínimo de 2-3 horas para que coja consistencia.

4. Remueve y refrigera

5. Haz la mezcla de queso

Prepara la capa de queso batiendo la nata restante junto con el queso crema y el azúcar glas. Vierte esta crema encima de la capa de chocolate, y refrigera de 2 a 3 horas, como mínimo, o hasta que esté firme.

5. Haz la mezcla de queso

6. Decora con chocolate

Espolvorea el cacao restante por encima de la tarta y, con ayuda de una manga pastelera o un biberón, decórala rayando la superficie con unas líneas de chocolate fundido.

6. Decora con chocolate

El truco

Decora la tarta con líneas de chocolate fundido. Para hacerlo, ponlo en el microondas en tandas de 20 segundos y, cuando ya esté fundido y algo templado, pásalo a un biberón o una manga con boquilla pequeña y haz las líneas.

Trucos para hacer tarta de queso

  1. Fundir la mantequilla. Para hacerlo rápidamente, corta la mantequilla en dados y caliéntala en un recipiente tapado a una potencia baja o la de descongelar en tandas de 5-10 segundos. Después de cada tanda, remueve y comprueba su estado. Y si es necesario haz otra tanda más.
  2. Cómo decorarla fácilmente. Para hacerlo, pon el chocolate de postre en un bol dentro del microondas en tandas de 20 segundos y, cuando ya esté fundido y algo templado, pásalo a un biberón o una manga con boquilla pequeña y haz las líneas.
  3. Improvisar una manga pastelera. Si no tienes biberón ni manga, puedes improvisar una con una bolsa de congelación. La rellenas con el chocolate fundido, enroscas la parte sobrante de la bolsa de modo que el chocolate te quede concentrado en una esquina y,en el momento de decorar, cortas la esquina con cuidado.

Cremosa e irresistible

Por un lado, tienes la típica base de mantequilla y galleta triturada, pero con un plus de cacao. Por otro lado, una capa de crema de chocolate con un toque de café. Y, finalmente, una capa de crema de queso decorada con cacao en polvo y chocolate fundido.

Está claro que es un postre para golosos, pero aunque no seas muy fan del dulce te aseguramos que una porción te vas a comer. Y disfrutarás haciéndolo.

Versión rápida de la tarta sin horno

Debes dejar la tarta en la nevera entre 2 y 3 horas cada vez que añadas una capa. Aunque, si para ti es demasiado tiempo y quieres hacerla más rápido, puedes añadir un poco de gelatina a cada capa (1 hoja y 1/2), previamente hidratada en agua tibia durante unos minutos. Verás cómo cuaja mucho más rápido. En 30 minutos podrás seguir montando la tarta.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla