Cuando aumenta el calor, ¿a quién no le apetece una jugosa tajada de melón o un vasito de horchata bien fresquita? Hoy, te proponemos un postre muy refrescante que tiene estos dos ingredientes estivales como principales protagonistas: una original tarta de melón y horchata con base de galleta. Muy fácil de hacer y con un sabor realmente sorprendente, es ideal para servir un día que tengas invitados en casa. Seguro que te pedirán la receta.

El secreto de esta tarta es elaborar una crema de melón deliciosa. Para que quede perfecta, tritura bien la pulpa del melón y mézclala con la horchata y las semillas de chía y la gelatina. Antes de incorporar la gelatina a la mezcla, para que se integre bien, es importante hidratarla previamente y mezclarla con un poco de horchata caliente y unas cucharadas de pulpa de melón. Una vez tengas la crema preparada, viértela sobre la base de galletas y déjala cuajar en la nevera. Luego, decora con unas bolitas de melón y de helado de chocolate y… a disfrutar.

Si, después de leer esta receta, te han entrado ganas de descubrir más ideas con melón, no te pierdas el bizcocho de melón y pipas, la mousse de melón al brandy o el ajoblanco de melón con brochetas de fruta.

Ingredientes paraTarta de melón y horchata con base de galleta

  • 1 Melón mediano (de 1 kg)
  • 40 gramos de Mantequilla
  • 250 gramos de Galletas María
  • 500 mililitros de Horchata
  • 2 cucharadas de Semillas De Chía
  • 12 hojas de Gelatina
  • Para decorar
  • 4 bolas de Helado De Chocolate
  • Hierbas Aromáticas al gusto

Cómo hacer tarta de melón y horchata con base de galleta

1. Forra el molde

Forra con papel sulfurizado el interior de un molde redondo, mejor desmontable. 

1. Forra el molde

2. Calienta la mantequilla

Coloca la mantequilla en una sartén y caliéntala hasta que se funda. Luego, retira y deja templar.

2. Calienta la mantequilla

3. Desmenuza las galletas

Trocea las galletas y desmenúzalas entre los dedos. Añade la mantequilla líquida y mezcla hasta que obtengas una pasta homogénea. Disponla en la base del molde, extiéndela con el dorso de una cuchara hasta que obtengas una capa de grosor uniforme y presiona para que quede compacta. Deja reposar 30 minutos en la nevera, para que adquiera consistencia.

3. Desmenuza las galletas

4. Tritura el melón

Parte el melón por la mitad y elimina las semillas; saca 3 o 4 bolas de la pulpa, con la cuchara especial, y resérvalas. Retira el resto de la pulpa con cuidado, trocéala y tritúrala en el vaso de la batidora. 

4. Tritura el melón

5. Agrega la horchata y las semillas

Vierte 300 ml de horchata y continúa batiendo hasta integrarla. Añade a esta preparación las semillas de chía y remueve.

5. Agrega la horchata y las semillas

6. Hidrata la gelatina

Coloca la gelatina en un cuenco con agua fría y déjala reposar durante 15 minutos para que se hidrate. 

6. Hidrata la gelatina

7. Mézclala con la horchata

Calienta la horchata que queda en un cacito y añade la gelatina escurrida. Remueve hasta que quede disuelta e incorpora 2 o 3 cucharadas del puré de melón. Mezcla esta preparación con el puré de fruta restante.

7. Mézclala con la horchata

8. Rellena con la crema

Vierte la crema de melón sobre la base de galleta y extiéndela bien con ayuda de una espátula.

8. Rellena con la crema

9. Coloca en la nevera

Deja la tarta en la nevera 3 o 4 horas, hasta que se cuaje, y desmóldala. Reparte por encima las bolas de melón reservadas y las de helado de chocolate. Decora con las hierbas lavadas y sirve.

9. Coloca en la nevera

El truco

Puedes hacer esta receta con cualquier tipo de bebida vegetal: arroz, avena, soja, almendra...

Consejos para que la tarta de melón y horchata con base de galleta quede exquisita

  • Para saber si el melón está en su punto, cógelo con firmeza y presiona suavemente los extremos. Si estos ceden un poco, significa que el melón está listo para comer. También puedes fijarte en su olor. Si desprende un aroma dulce y delicado, estará muy rico.
  • Una vez abierto, si no usas todo el melón, guárdalo en la nevera con film transparente ya que absorbe el olor de los otros alimentos.
  • Esta tarta también se puede realizar con otras frutas de temporada. Por ejemplo, con melocotones quedará muy bien.
  • Nosotros hemos usado galletas María para hacer la base de esta tarta, pero también puedes usar unas digestive o tipo Oreo.
  • En lugar del helado, puedes decorar la tarta con unos fideos o virutas de chocolate o dibujar unos hilos con chocolate fondant.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla