Ingredientes paraSopa de cebolla con tostas de queso

  • 2 Cebollas medianas
  • ½ cucharada de Harina
  • 1 litro de Caldo De Carne
  • 1 cucharada de Vino Blanco
  • Pan De Payés
  • 70 gramos de Queso Emmental
  • tallos de Cebollino
  • Sal
  • Aceite De Oliva
  • Pimienta Negra

Cómo hacer sopa de cebolla con tostas de queso

1. Rehoga la cebolla

Pela las cebollas, lávalas, sécalas y córtalas en plumas. Calienta el aceite y la mantequilla en una cazuela y añádelas. Rehógalas a fuego suave, removiendo a menudo, hasta que estén tiernas y ligeramente doradas, aunque no dejes que tomen demasiado color. 

1. Rehoga la cebolla

2. Cuece con vino y caldo

A continuación, vierte el vino en la cazuela, sube la intensidad del fuego y deja que cueza dos o tres minutos, hasta que se reduzca el alcohol. Después, espolvorea con la media cucharada de harina, remueve para que se deshagan bien los grumos y prosigue la cocción durante uno o dos minutos. Cubre con el caldo de carne, salpimienta y cuece a fuego lento durante 30 minutos aproximadamente.

2. Cuece con vino y caldo

3. Prepara las tostadas

Mientras tanto, tuesta las rebanadas de pan en el horno precalentado a 180º C hasta que se doren ligeramente. Si las pincelas con un poquito de aceite te quedarán mejor doradas y se mantendrán crujientes durante más tiempo, con lo que las podrás preparar con antelación. Una vez que estén tostadas, espolvoréalas con el queso emmental rallado y vuelve a llevar al horno para que se gratinen y el queso se funda y se dore.

3. Prepara las tostadas

4. Sirve con huevo

Puedes servir la sopa bien caliente en cazuelitas con unos tallos de cebollino y acompañada con las tostadas y con el queso que te haya sobrado en un cuenco aparte. Otra opción es colocar las tostadas en la sopa, cubrirla con el queso y gratinarla en el horno durante dos minutos. Y para completar el plato, sobre cada tostada puedes añadir un huevo, cubrir con el queso y gratinar.

4. Sirve con huevo

El truco

Este plato se puede preparar con antelación y calentarlo antes de servirlo, pero el pan tostado siempre es mejor elaborarlo justo antes de servir para que no pierda frescura y el toque crujiente que lo caracteriza cuando está recién hecho.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla