Todos estaremos de acuerdo en que una tortilla francesa es una cena fácil y rica que nos resuelve muchas situaciones "críticas". Sin embargo, eso no significa que tenga que ser una cena aburrida. Al contrario. Con tan solo un par de trucos podemos conseguir que un plato tan sencillo se transforme en un auténtico plato de lujo. ¿Cómo? Añadiendo tan solo tres ingredientes clave muy sencillos de encontrar: queso, jamón cocido y cebollino.

Y es que, seguro que en tu nevera tienes por lo menos los dos primeros. El tercero, el cebollino, se encuentra actualmente en la mayoría de supermercados y grandes superficies. Incluso algunas fruterías cuentan con él entre su oferta habitual. Si no, siempre puedes sustituirlo por cualquier otra hierba aromática que te guste, ya sea fresca o seca (que de esas tenemos muchas en la despensa seguro).

La otra peculiaridad de es que esta tortilla se sirve enrollada. Es una opción de presentación como otra cualquiera que no afecta al sabor pero si tenemos en cuenta que la comida entra por los ojos, resulta una solución ideal. El truco para conseguirlo es ponerla sobre un papel sulfurizado o de horno que te ayudará a plegarla fácilmente y sin que se rompa.

Ingredientes paraRollo de tortilla con jamón y queso

  • 8 Huevos
  • 100 gramos de Jamón Cocido
  • 100 gramos de Queso Para Fundir cortado en lonchas
  • tallos de Cebollino
  • Aceite De Oliva
  • Pimienta Negra
  • Sal
  • Para acompañar
  • Canónigos

Cómo hacer rollo de tortilla con jamón y queso

1. Bate los huevos

Casca los huevos en un cuenco grande y bátelos con las varillas manuales, con suavidad, para que no queden espumosos. Condimenta con sal y pimienta recién molida, y deja reposar la mezcla 5 minutos.

1. Bate los huevos

2. Añade el cebollino

Mientras tanto, lava el cebollino, sécalo y pícalo bien menudo. Añade la mitad a los huevos batidos para aromatizarlos y remueve.

2. Añade el cebollino

3. Prepara la tortilla

Pon al fuego una sartén antiadherente con 2 cucharadas de aceite y espera hasta que esté bien caliente, así evitas que el huevo se pegue después al fondo. Cuando el aceite empiece a humear, vierte el huevo en la sartén y baja el fuego. Remueve un poco, con una espátula, y cuece hasta que el huevo se cuaje por los lados y se despegue del fondo de la sartén.

3. Prepara la tortilla

4. Forma un rollo

Dale la vuelta a la tortilla con un plato llano grande y cuájala por el otro lado. Después, coloca la tortilla sobre papel vegetal, cubre con las lonchas de queso y el jamón y enróllala sobre sí misma.

4. Forma un rollo

5. Emplata y sirve

Pasa el rollo de tortilla a una fuente y coloca los canónigos a los lados. La espolvorea con el resto del cebollino y sirve.

5. Emplata y sirve

El truco

Después de enrollar la tortilla le damos un golpe de horno para fundir el queso.

Consejos:

  • ¿Vas sin tiempo? Utiliza queso rallado, uno que funda bien como la mozzarella y trocea el jamón cocido y mézclalos junto con el huevo y el cebollino. Así no tendrás que enrollar la tortilla y podrás servirlo en un abrir y cerrar de ojos.
  • Para que el queso se funda, si no quieres encender el horno, tienes otras dos opciones. Cuando des la vuelta a la tortilla ponlo directamente sobre la cara que ya se ha cocinado. Así mientras se cocina la otra cara, el queso se fundirá fácilmente. La otra opción es colocar la tortilla, ya enrollada, sobre una sartén y poner la tapa.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla