Hay infinidad de postres que acaban con un bonito glaseado blanco y brillante por encima o cayendo por los lados de la tarta o bizcocho que preparemos.

La técnica es sencilla, pero hay que seguir los pasos para un acabado perfecto. En nuestra videorreceta podrás comprobar cuál es la técnica y el acabado perfecto.

Cómo preparar una glasa perfecta

  • Los ingredientes: necesitarás 200 gramos de azúcar glas, zumo de limón y 3 cucharadas de clara de huevo.
  • El azúcar glas se coloca en un bol y se rocía con el zumo de medio limón.
  • En un bol aparte, se baten con unas barillas las claras de huevo.
  • Cuando esté un poco batidas las claras, sin llegar a punto de nieve, se van añadiendo poco a poco a la mezcla que tenemos de azúcar glas con limón.
  • Ve mezclando en movimientos circulares hasta que te quede la textura que te hemos mostrado en el vídeo.
  • Cuando la añadas a tus pasteles te quedará un color blanco brillante. Hay que dejarla secar.
  • Puedes añadirle luego colorantes alimentarios para dar un acabado más divertido.

Tartas con acabado glaseado que te encantarán

Son muchas las tartas, bizcochos o galletas que se decoran con glaseado. En Cocina Fácil encontrarás muchas. Aquí tienes una pequeña selección, desde roscos de vinos a bizcochos esponjosos o galletas de mantequilla con glasa: