Esponjosos y exquisitos, los bizcochos siempre son bien recibidos. Ideales para tomar en el desayuno o a la hora de la merienda, el que te proponemos hoy puede perfectamente convertirse en un postre estupendo después de una comida con la familia o los amigos. ¿Su secreto? Está horneado con unas apetitosas fresas que hemos macerado con azúcar y un chorrito de brandy. Toda una delicia para el paladar.

La elaboración de este bizcocho no tiene complicación. Tienes que preparar una masa clásica de bizcocho con mantequilla, huevos, azúcar, harina y levadura, y cocerla en el horno. Cuando la masa haya subido un poco, más o menos a los 15 minutos, abre la puerta del horno, reparte los fresones por encima, apretando un poco para que entren en la masa, y sigue con la cocción. Así de fácil. En el momento de servir, acompaña el bizcocho con un helado de vainilla. Le dará un interesante toque de refrescante.

Si te apetece realizar otros bizcochos que lleven frutas en su interior, no te pierdas el bizcocho de cerezas y albaricoques, presentado en forma de corona, o el bizcocho de manzana, con canela y anís en grano. Y si buscas un toque cítrico, descubre el bizcocho de mandarina y chocolate. Lleva una cobertura de chocolate negro fondant y licor de naranja.

Ingredientes paraBizcocho de fresones con helado de vainilla

  • 200 gramos de Fresones medianos
  • 225 gramos de Azúcar
  • 1 chorrito de Brandy (opcional)
  • 205 gramos de Mantequilla
  • 4 Huevos
  • 200 gramos de Harina
  • 1 cucharadita de Levadura
  • 8 cucharadas de Helado De Vainilla
  • Para decorar
  • 1 cucharada de Azúcar Glas

Cómo hacer bizcocho de fresones con helado de vainilla

1. Prepara los fresones

Lava los fresones y sécalos con papel absorbente. Elimina los tallos y las hojitas, y córtalos por la mitad a lo largo con ayuda de un cuchillo. Espolvoréalos con 2 cucharadas de azúcar y rocíalos, si quieres, con el brandy. Déjalos macerar unos minutos.

1. Prepara los fresones

2. Prepara los ingredientes

Corta 200 g de mantequilla en trozos y déjala a temperatura ambiente hasta que se ablande. Casca los huevos, separando las yemas de las claras.

2. Prepara los ingredientes

3. Elabora la masa

Pasa las yemas a un cuenco, añade el resto del azúcar y bate, con varillas eléctricas, hasta lograr una mezcla blanquecina. Agrega la mantequilla y sigue batiendo hasta integrarla. Tamiza la harina con la levadura e incorpóralas a la preparación. Monta las claras a punto de nieve y añádelas también, con movimientos envolventes para que no pierdan volumen.

3. Elabora la masa

4. Hornea el bizcocho

Precalienta el horno a 180°. Vierte la masa en un molde redondo de tarta engrasado con la mantequilla restante y cuece el bizcocho en el horno.

4. Hornea el bizcocho

5. Agrega los fresones

A los 15 minutos de cocción, abre la puerta del horno rápidamente y reparte los fresones por encima del bizcocho. Prosigue la cocción de 30 a 35 minutos.

5. Agrega los fresones

6. Comprueba la cocción

Pincha con la punta de un cuchillo o una brocheta de madera el centro del bizcocho. Si sale limpio, ya está cocido. Si sale sucio de masa, prolonga la cocción 5 minutos más y vuelve a realizar la comprobación.

6. Comprueba la cocción

7. Espolvorea con azúcar glas

Retira el bizcocho del horno y déjalo templar sobre una rejilla. Luego, desmóldalo con cuidado y déjalo enfriar completamente. Antes de servirlo, espolvoréalo con azúcar glas y sírvelo con 1 bola de helado para cada comensal.

7. Espolvorea con azúcar glas

El truco

Divide el bizcocho en triángulos, repártelos en los platos y pon a su lado una bola de helado de tu sabor favorito; para que te salga perfecta, fórmala con la cuchara especial.

Otras opciones para que el bizcocho de fresones con helado de vainilla quede perfecto

  • Glaseado por encima. Bate azúcar glas con la clara de un huevo y, cuando el bizcocho esté frío, cúbrelo con esta mezcla. Reserva hasta que el glaseado se endurezca.
  • Frutos secos. Sustituye las fresas, por frutos secos enteros: nueces, avellanas, almendras… No te arrepentirás.
  • En lugar de helado de vainilla, puedes preparar un sencillo coulis de fresones para acompañar el bizcocho. Se trocean los fresones, se introducen en un almíbar y se dejan macerar hasta que la preparación esté fría.
  • Este bizcocho se puede hacer con cualquier fruta. Puedes usar frambuesas, gajos de manzanas, trocitos de piña… Elige la que más te guste.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla