Postre fácil: bizcocho esponjoso de pistacho, ¡extra blandito!

Esta es la mejor receta para hacer un bizcocho de pistacho, ¡te quedara súper jugoso! Además, lleva una capa superior de glaseado que lo hace irresistible. Mmmmm

Cristina Alvarez, directora de Cocina Fácil
Cristina Alvarez

Directora de Cocina Fácil y periodista especializada en gastronomía

Bizcocho de pistacho
Istock

¿Quién puede resistirse a una receta de bizcocho casero? Y más todavía si la receta es tan fácil y sabrosa como este bizcocho de pistachos. Verás que además de jugoso, te quedará súper esponjoso y blandito gracias al zumo de naranja que añadimos a la masa.

Nosotros lo hemos horneado en un molde tipo plumcake, pero en realidad puedes usar cualquier molde que tengas en casa: redondo, cuadrado, de corona, de bundt cake...

No nos equivocamos si decimos que este bizcocho es un plus de vitaminas para tu organismo. Porque además de las de la naranja, aporta las de los pistachos, que son una gran fuente de fibra, minerales y vitaminas.

Bizcocho de pistachos
Para 4 personas
Ingredientes
  • 120 gramos de pistachos pelados
  • 60 gramos de mantequilla
  • 120 gramos de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • La ralladura de 1 naranja
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 150 gramos de harina
  • 150 mililitros de zumo de naranja
  • 60 mililitros de agua mineral
  • Azúcar glas
Paso a paso
  1. Bate la mantequilla y el azúcar

    Pon la mantequilla, que deberá estar a temperatura ambiente, en un cuenco amplio. Añade 60 gramos de azúcar y bate con varillas eléctricas hasta que estén integrados.

  2. Agrega los ingredientes

    Incorpora al cuenco la ralladura de piel de naranja, el huevo y la harina tamizada con la levadura. Sigue batiendo y vierte también el zumo de naranja y los pistachos picados (reserva unos pocos para decorar), mezclando bien todos los ingredientes.

  3. Hornea el bizcocho

    Vierte la masa en el molde, previamente engrasado, y hornea el bizcocho durante 30 minutos en el horno precalentado a 180º. Pasado este tiempo, comprueba la cocción pinchando el bizcocho con un palillo. Si sale limpio de masa, ya puedes retirarlo del horno y dejarlo enfriar sobre una rejilla.

  4. Prepara la cobertura

    Vierte el agua en un cazo y añade el azúcar restante. Pon el cazo al fuego para hacer un almíbar. Cuando el azúcar se haya fundido, retira el cazo del fuego. Vierte el almíbar sobre el bizcocho ya frío y espolvoréalo con azúcar glas y con los pistachos picados que habías reservado.

Otras coberturas para tu bizcocho de pistacho

  • Ganache de chocolate: derrite chocolate negro o con leche y mézclalo con nata caliente. Deja que la mezcla se enfríe y espese un poco antes de verterla sobre el bizcocho.
  • Crema de mantequilla: bate mantequilla a temperatura ambiente con azúcar glas hasta obtener una mezcla suave y esponjosa. Puedes añadir extractos de vainilla, chocolate, café u otros sabores para personalizarla.
  • Crema de queso: bate queso crema con mantequilla y azúcar glas hasta obtener una textura cremosa. Agrega extracto de vainilla o ralladura de limón para darle un toque extra de sabor.
  • Merengue: bate claras de huevo con azúcar hasta obtener un merengue firme. Puedes dorarlo ligeramente con un soplete para darle un acabado tostado y crujiente.
  • Frutas frescas: decora el bizcocho con rodajas de frutas frescas como fresas, arándanos, kiwis o mango. Puedes añadir un poco de mermelada o gelatina transparente para dar brillo a las frutas.
  • Jarabe de sabores: prepara un jarabe con agua, azúcar y saborizantes como vainilla, frutas o licores. Rocía el bizcocho con el jarabe para darle humedad y sabor adicional.
¿Te ha gustado este artículo? Tenemos muchos más contenidos para ti.

Suscríbete a Cocina Fácil