Postre alemán crujiente con solo 2 ingredientes, ¡en 5 minutos!

Este postre es de esos que se pueden improvisar tanto cuando vienen invitados a última hora como cuando tenemos antojo de algo dulce y rico. Pueden acompañarse de salsas dulces

Sonia Murillo
Sonia Murillo

Periodista especializada en gastronomía

postre aleman crujiente

Con harina y agua hirviendo puedes preparar este postre de origen alemán sin demasiado esfuerzo. Lo único que hay que hacer es elaborar una masa con dos los ingredientes, estirarla, cortarla y freírla en aceite bien caliente.

El resultado no puede ser más delicioso. La verdad es que estos palitos dan muchísimo juego porque podemos jugar a combinarlos con montones de ingredientes que les den un toque extra de sabor.

Si añades una pizca de azúcar y sal a la masa, ¡aún quedará mejor! Aunque solos también están muy buenos, los puedes regar con todo tipo de salsas dulces, incluso con miel, para que suban de categoría.

Palitos de harina alemanes
Para 4 personas
Ingredientes
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 vaso de agua hirviendo
  • 250 gramos de harina
  • Aceite vegetal
Paso a paso
  1. Haz la masa

    Introduce en un bol la sal, el azúcar y el agua hirviendo. Mezcla bien y añade la harina sin parar de remover. Integra todo con la espátula y después usa las manos para amasar.

  2. Estira y corta

    Estira la masa con un rodillo en una superficie enharinada. Dale forma rectangular con un corta pastas ondulado y después córtala en tiras para formar rectángulos alargados.

  3. Fríe la masa

    Pon a calentar abundante aceite en una sartén y cocínalos hasta que suflen y de doren por los dos lados.

  4. Sirve

    postre aleman crujiente

    Sirve acompañados de mermelada, chocolate derretido, miel, caramelo o simplemente espolvoreados con azúcar glas.