Son un bocado exquisito para la hora del té, el café de la sobremesa o la merienda. La combinación del toque ácido y sabroso del limón, la potencia del azúcar y la base crujiente de galleta es insuperable: es lo que hace de estos cuadraditos de limón un placer para cualquier momento del día. ¿Te animas a prepararlos?

Los ingredientes no pueden ser más fáciles de encontrar. La base es muy parecida al shortbread escocés clásico, esa galleta tan rica y suave. Y la crema es similar a las natillas, pero más sencilla y rápida de preparar. Juntas hacen un equipo imbatible y nos regalan unos dulces de bocado que se funden en la boca.

Origen de este dulce con limón

¿Sabías que los cuadraditos de limón son de origen norteamericano? En Argentina y Uruguay levantan pasiones, pero fue en EEUU donde se prepararon por primera vez.

La idea la tuvo la Betty Crocker Inc. en 1964, una empresa de repostería que tenía un famoso programa de radio. Fueron ellos los primeros que cocinaron estos dulces, también conocidos como lemon bars.

A continuación te pasamos los pasos a seguir; tú eliges cómo endulzar tus cuadraditos. ¡Vamos a por ellos!

Cuadraditos de limón
Para 4 personas
Ingredientes

Para la base:

  • 250 g de mantequilla 
  • 300 g de harina
  • Ralladura de 1 limón
  • 55 g de azúcar

Para el relleno:

  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 230 ml de zumo de limón
  • 4 huevos 
  • 230 g de azúcar
  • 3 cucharadas de harina de maíz refinada
Paso a paso
  1. Prepara la masa para la base

    En un bol grande, mezcla la mantequilla (que no esté fría, pero tampoco a temperatura ambiente), la harina, el azúcar y la ralladura de limón. Amasa muy bien hasta formar una pasta homogénea. Para que quede bien crujiente, ahí va un truco: métela 30 minutos en la nevera antes de hornearla. 

  2. Hornea la masa

    Precalienta el horno a 180°. Estira la masa en un molde rectangular de 20 x 30 cm. Puedes utilizar un rodillo de amasar o un rodillo de repostería, con un papel de horno para evitar que se pegue a la masa. Alísala hasta crear una capa fina (de entre 1 y 1,5 cm) que ocupe toda la base del molde. Hornea 20 minutos, hasta que la masa gane consistencia y se dore ligeramente.

  3. Mezcla la crema de limón

    Mezcla el zumo de limón y el azúcar en un bol, con la varilla manual. Añade la harina de maíz y mezcla muy bien, eliminando todos los grumos. Agrega los huevos y bate muy bien, hasta integrar  todos los ingredientes.

  4. Cubre la base con la crema y hornea 

    Precalienta el horno a 130°. Vierte la crema sobre la base de galleta y repártela bien. Vuelve a meter el molde en el horno y deja que la crema se cocine durante 20 minutos.

  5. Cubre con azúcar tostada y corta los cuadraditos

    Saca el molde del horno. Si te apetece, espolvorea azúcar por encima de la crema y tuéstala con un soplete, creando una costra crujiente. Corta en cuadraditos de unos 5-6 cm de lado y sírvelos decorados con azúcar glas, menta, grosellas...

Anímate a hacerlos y te sorprenderá lo fáciles de hornear que son. Pero no te quedes ahí: los cítricos tienen muchísimas posibilidades en la repostería.

Prueba con un postre mágico de limón en minutos, con solo 4 ingredientes; o sorprende a todos con unas galletas de limón marroquíes. ¡Buenísimos!