El sabor frutal y a la vez floral de la frambuesa junto con sus notas lácteas inherentes hacen que combine armoniosamente con cualquier producto derivado de la leche, especialmente con la nata y el queso fresco. Fácil de elaborar, sencilla y de pocos ingredientes, la receta que te proponemos hoy aprovecha la buena sintonía que existe entre estos tres ingredientes. Para ello, preparamos una base compacta de galletas trituradas, chocolate y mantequilla; la rellenamos de un cremoso relleno de nata, huevo, queso, azúcar y frambuesas y, finalmente, la cubrimos con una capa de crema de yemas de huevo y almíbar. El resultado es espectacular

¿Quieres explorar más la combinación frambuesa-lácteos? Échale un vistazo al bizcocho de yogur y frambuesas, tarta de chocolate blanco y frambuesas, crumble de frambuesas y el plumcake de frambuesas son excelentes ejemplos de la armonía que hay entre esta fruta del bosque y los ingredientes lácteos. 

Ingredientes paraTarta de nata y queso fresco con frambuesas, yema y chocolate

  • 300 mililitros de Nata Para Montar
  • 100 gramos de Chocolate de cobertura
  • 300 gramos de Azúcar
  • 3 Huevos
  • 6 Yemas De Huevo
  • 400 gramos de Queso Fresco cremoso
  • 200 gramos de Galletas
  • 20 gramos de Mantequilla
  • Frambuesas frescas

Cómo hacer tarta de nata y queso fresco con frambuesas, yema y chocolate

1. Haz la base

Tritura las galletas con el chocolate y la mantequilla derretida. Forra un molde desmontable, de 22 cm, con papel de horno. Reparte el preparado de galleta con chocolate y presiona, con la parte externa de una cuchara o con la base de un vaso, para compactarlo.

1. Haz la base

2. Elabora el relleno

Precalienta el horno a 180°. En un bol, mezcla la nata, 3 huevos, el queso y 150 gramos de azúcar. Bate con varillas eléctricas hasta que se integren bien los ingredientes. Rellena la tarta con esta mezcla y reparte la mitad de las frambuesas.

2. Elabora el relleno

3. Hornea

Tapa la tarta con otro papel sulfurizado y hornéala 40 minutos. Destapa, comprueba la cocción (tiene que bailar como un flan) apaga el horno y deja la tarta dentro, con la puerta entreabierta, 10 minutos.

3. Hornea

4. Templa

Retira la tarta del horno y deja que se temple.

4. Templa

5. Haz el almíbar de yemas

Calienta en un cazo 75 mililitros de agua con los 150 gramos de azúcar restantes y forma un almíbar, a fuego bajo, sin remover. Rompe las yemas y mézclalas, sin batirlas. Agrégalas al almíbar tibio, poco a poco y sin parar de remover. Pon el cazo al fuego muy bajo y remueve hasta que se espese la mezcla.

5. Haz el almíbar de yemas

6. Cubre la tarta

Pasa la crema a un bol y cuando esté templada, repártela sobre la superficie de la tarta.

6. Cubre la tarta

7. Decora y sirve

Cuando esté fría y la yema haya cogido consistencia, decora la tarta con el resto de las frambuesas. Espolvorea un poco de azúcar glas justo antes de servir.

7. Decora y sirve

Variantes de la tarta de nata y queso fresco con frambuesas, yema y chocolate:

  • Especia la tarta y añade unas pizcas de canela molida y vainilla en polvo al relleno.
  • Intensifica la presencia del chocolate y agrega cacao en polvo al relleno.
  • Para darle un toque crujiente, esparce almendras o avellanas picadas encima de la crema de yemas.
  • ​Como toque decorativo final, coloca unas hojas de menta encima de la tarta justo antes de servirla.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla