Una de las ventajas que tiene el bizcocho de yogur es que se hace con ingredientes cotidianos y su elaboración también es sencilla. Solo tienes que mezclar los ingredientes de la masa en el orden que te indica la receta, verterla en un molde y hornear. 

Si quieres ideas para variar su presentación, puedes cambiar las frambuesas por otras frutas rojas: moras, grosellas, arándanos o con unas frutas escarchadas cortadas en daditos.
¿Quieres convertir este bizcocho de yogur en la estrella de una fiesta infantil? Cubre toda la superficie con 200 g de chocolate blanco o negro fundido con 100 ml de nata para montar y 20 g de mantequilla. Antes de que se seque la cobertura, reparte por encima unas grageas de chocolate de colores y verás qué éxito. 

Al bizcocho de yogur puedes añadirle otros ingredientes, cocerlo en moldes originales y decorarlo como dicte tu imaginación. Prueba este bizcocho de yogur con chocolate y almendras fileteadas, el bizcocho rosa de yogur en espiral, regado con una deliciosa glasa,  el bizcocho de yogur con melocotones, cubierto con jugosos gajos de fruta y, cómo no, la divertida crema de yogur con bizcocho y leche condensada, una estupenda idea para aprovechar un resto de bizcocho que se haya quedado seco.

Ingredientes paraBizcocho de yogur y frambuesas

  • Para el bizcocho
  • 125 gramos de Mantequilla
  • 200 gramos de Azúcar
  • 3 Huevos
  • 235 gramos de Yogur Griego
  • 335 gramos de Harina
  • 2 cucharaditas de Levadura En Polvo
  • 1 pizca de Sal
  • Para el puré de fruta
  • 200 gramos de Frambuesas
  • 2 cucharadas de Azúcar
  • Para decorar
  • 50 gramos de Chocolate Blanco
  • 100 gramos de Frambuesas

Cómo hacer bizcocho de yogur y frambuesas

1. Haz el puré de frambuesa

Lava y seca las frambuesas; disponlas en un cazo, con el azúcar, y calienta hasta que este se disuelva. Retira del fuego, deja templar y aplástalas con un tenedor.

1. Haz el puré de frambuesa

2. Ablanda la mantequilla

Corta en trozos 115 g de mantequilla, disponla en un cuenco y déjala a temperatura ambiente hasta que se ablande y esté a punto de pomada. 

2. Ablanda la mantequilla

3. Bate los huevos

Bate la mantequilla durante 4 minutos, con varillas eléctricas. Añade el azúcar y sigue batiendo unos 2 minutos más, hasta que esté cremosa. Casca los huevos y añádelos, de uno en uno y sin dejar de batir hasta integrarlos.

3. Bate los huevos

4. Añade el yogur

Agrega el yogur y mezcla a baja velocidad. Incorpora la harina tamizada con la levadura y la sal, y remueve con una espátula. Vierte 1/3 de esta masa en un molde de plumcake previamente engrasado con la mantequilla restante.

4. Añade el yogur

5. Prepara el molde

Funde la mantequilla restante, deja templar y unta con ella el fondo y las paredes de un molde de plumcake.

5. Prepara el molde

6. Vierte la masa

Cubre el fondo del molde con la tercera parte de la masa preparada. Agrega la mitad del puré de frambuesa y remueve ligeramente con un tenedor, formando ondas, para conseguir el efecto marmoleado. Incorpora otro tercio de la masa y el resto de puré, y dibuja más ondas con el tenedor, sin mezclar ambas masas. Añade el tercio de masa restante y alisa la superficie.

6. Vierte la masa

7. Cuece el bizcocho

Coloca el molde en el horno precalentado unos 15 minutos a 180º, a media altura, y cuece el bizcocho aproximadamente 1 hora, hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. Retíralo, deja que se enfríe y desmóldalo.

7. Cuece el bizcocho

8. Funde el chocolate

Trocea todo el chocolate blanco y coloca dos terceras partes en un cuenco refractario. Calienta tres dedos de agua en una cazuela y, cuando llegue a ebullición, baja la intensidad de la llama y coloca el cuenco sobre ella. Prosigue la cocción, a fuego suave y sin dejar de remover, hasta que el chocolate se derrita al baño maría. Agrega el resto del chocolate y remueve hasta que se funda del todo.

8. Funde el chocolate

9. Decora el plumcake

Lava las frambuesas de la decoración y sécalas con papel de cocina. Cubre la superficie del bizcocho con la crema de chocolate blanco templado, coloca encima las frambuesas, a lo largo, y sirve en seguida.

9. Decora el plumcake

El truco

Golpea la base del molde sobre una superficie lisa para eliminar las posibles burbujas de la masa y que el horneado sea homogéneo.

Los secretos del bizcocho de yogur y frambuesas

  • Esta receta del bizcocho de yogur y frambuesas se puede hacer con yogur natural normal o incluso desnatado, pero no conseguirás la misma textura que con el yogur griego, ya que este tiene un elevado contenido en grasa y resulta mucho más cremoso.
  • Utiliza siempre unas varillas de globo para batir los huevos, de esta forma incorporarás a la masa el aire necesario para que, al cocerla, suba lo suficiente y tu bizcocho de yogur y frambuesas quede supertierno. Las varillas pueden ser manuales, pero conseguirás mejores resultados y, desde luego, te cansarás mucho menos si utilizas las eléctricas.
  • Pero incluso con las varillas eléctricas, batir los huevos con la mantequilla y el azúcar puede resultar bastante trabajoso y seguro que se te acaba “durmiendo” el brazo antes de terminar. Te resultará más fácil si te pones a batirlos cerca de una fuente de calor o, incluso, dentro de un cuenco colocado sobre una cazuela con agua caliente, como si fuera un baño maría. Cuando la masa se vuelva blanquecina y haya doblado o triplicado su volumen, ya puedes dejar de batir.
  • Una vez que hayas rellenado el molde, y antes introducirlo en el horno, golpea la base ligeramente sobre una superficie lisa para eliminar las posibles burbujas de la masa. De este modo la cocción será uniforme y el bizcocho de yogur de frambuesas quedará en su punto.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla